martes, 14 de octubre de 2014

REINJERTADOS EN LA SOCIEDAD: CHOLO SIMEONE


Buenas y elegantes tardes.

Sé que sois muchos los que habéis reclamado en numerosísimas ocasiones que analicemos los devaneos capilares del Cholo Simeone. Cierto es que el argentino ya ha aparecido por esta tribuna en varias ocasiones pero siempre por lo acertado de la elección de su atuendo (y en más que podría aparecer pues tenemos material para hacerle un especial a lo Dani Alves aunque no tan jugoso, no os vamos a engañar) y nunca por las deliciosas extravagancias que decoran su cabeza. No crean que el que Diego Pablo no haya salido antes en esta sección sea por motivo de nuestra pereza o porque creamos que no lo mereciera, de hecho son varias las veces que he tenido la intención de dedicarles unas palabras en este sentido pero siempre me ha asaltado la misma duda que me ha llevado a abandonar tan ambicioso proyecto. ¿Es Simeone un involucionado capilarmente o un reinjertado en la sociedad? No es fácil responder a esta pregunta pero esperemos que con el análisis que vamos a realizar a continuación y con su ayuda y opiniones podamos llegar a arrojar un poco de luz sobre esta enigmática pregunta.

Diego Pablo Simeone González lucía en sus inicios una frondosa y rizada mata de pelo que en unas ocasiones llevaba un poco más largo en un estilo similar al afro y en otras más cortas lo que le daba un aire más recio y serio. Ahí tienen las tres primeras fotos correspondientes a su etapa en Vélez Sarsfield, Pisa Calcio y Sevilla FC para comprobarlo, por lo que no haremos más mención al respecto por considerarlas del todo innecesarias.

Durante su carrera el argentino cambió muchas veces de equipo, Atlético de Madrid, Lazio, Inter de Milán, Selección Argentina y siempre lució el mismo look, tan invariable quizás que ya se hablaba de un supuesto pacto con el diablo del Cholo y de su amigo y compañero Zanetti. Sin embargo en sus últimos años su situación empezó a variar. En su última etapa como jugador en Rácing Club, Diego Pablo llevaba el pelo más corto de lo habitual debido quizás a que ya empezaba a clarear de manera evidente en la azotea. Se le veía incomodo con ese nuevo estatus de futuro calvo, sin embargo dado que de un día para otro pasó de jugador a entrenador del club sus preocupaciones iban encaminadas en otro sentido, por lo que descuidó este apartado tan importante para un tipo tan presumido como el argentino.

Un día el Cholo se miró al espejo y preocupado se preguntó “Cabello mío ¿Dónde estás?” Si amigos, había centrado tanta atención en su nuevo rol en el equipo que cuando se miró ya no se reconocía (foto 5) lo que le sumió en una profunda tristeza que le hizo incluso aceptar una propuesta para entrenar al Catania Calcio pero Simeone es un tío con carácter y no tardó en coger el toro por los cuernos y acudir a la ayuda de profesionales para acabar de cuajo con su problema, choteándose de los que le auguraban un futuro de bola de billar luciendo el espectacular tupé que vemos en la sexta foto.

Pero amigos, los injertos de cuero cabelludo no siempre obtienen el resultado que uno desearía. Que se lo pregunten al bueno de Casillas al que pudimos ver en el Mundial derrotado no solo deportivamente sino también, y más importante, capilarmente.

(Nota mental: En serio ¿Cuándo van a  destituir al directivo de publicidad de H&S que ha elegido al portero madridista como imagen de su producto? ¿No se dan cuenta los genios del marketing que somos muchos los que hemos relacionado que desde que Casillas anuncia el champú se está quedando calvo y eso repercute de manera negativa en su producto? Pobre Casillas, le pasa de todo. Fin de la nota mental)

Retomando el tema de Simeone, les decía antes de perderme en otros derroteros que los injertos no siempre dan resultado, es por ello por lo que últimamente hemos podido observar como el peinado de ingeniería con el que el argentino se presenta en los partidos empieza a agrietarse por su parte trasera, mostrándose como un camino de tierra entre dos mares por obra y gracia de Dios manifestándose a través del cayado de Moisés. Llegados a este punto Simeone ha decidido “tapar sus vergüenzas” de una forma ciertamente extravagante, que algunos tachan como de “casco” o de “rata postrada en su cabeza” por medio de la ancestral técnica de la cortinilla, con la cual logra que dejando suficientemente largos los pelos que nacen en el flequillo  llegar a tapar la región parietal de la cabeza al peinarlos hacia atrás con extra de Patrico consiguiendo la ilusión óptica de ver a un señor con pelo en la cabeza.

En la Supercopa de España se vio claro (última foto). Simeone ya no engaña a nadie y por mucho que le pusieran un pedazo de hembra detrás para despistar la atención del espectador el daño estaba hecho. Quizás nos encontramos ante el primer caso de involución capilar - reinjertados en la sociedad - vuelta a involución capilar de la historia, pero para saberlo a ciencia cierta aun nos quedan un tiempo, mientras tanto le daremos al Cholo un consejito: ya sea partido a partido o pelito a pelito, rápate Simeone, amigo. Eres un tío exitoso, ser calvo no están malo pero tener  un peluquín es cagarla y hacer el ridículo.

6 comentarios:

Alfonsobis dijo...

Teneis el blog algo parado no? Antes colgabais entradas casi a diario y ahora cada varios días. Si no es porque el facebook me avisa ya casi ni me acordaría de visitar la página... Queremos más colussos y kukletas!

Rinat Rafaé dijo...

Pues si amigo Alfonsobis, ya lo avisamos varias veces que no ibamos a poder seguir manteniendo el ritmo anterior, así que las opciones son o cerrar o espaciar más las entradas que tengamos. No tenemos tiempo pa na!!

La próxima entrada por cierto va a ser con total seguridad un "Especial Alfonsobis" usted y yo sabemos de que va así que no desvelaremos nada...

Un abrazo!

Alfonsobis dijo...

Si no disponeis de mucho tiempo es normal que pauseis más la actividad del blog, y nosotros que lo comprenderemos y lo aceptaremos, pero cerrarlo? No blasfemes.

Con respecto a lo de la entrada es un grandísimo honor y se agradece, aquí me tendreis siempre pa lo que necesiteis.

Rinat Rafaé dijo...

Pues ya que sale la conversación aprovecho para daros las GRACIAS a todos los que seguís leyendo nuestras paridas... ¡aunque sea de vez en cuando!

Dami Fernández dijo...

Artículo justo y necesario. Siguiendo con el Atleti, del asqueroso de Enrique Cerezo también se dice que lleva peluquín...
Y no es por desviar la atención del entrenador de mi equipo, pero otro que tal baila es Conte, el ex de la Juventus. Alguien tiene que estar forrándose a costa de esta gente que se resiste a la alopecia. Otra opción más barata sería una gorra a lo Griguol...

Rey del Vinillo dijo...

Mis saludos a todos compañeros/as.
Como fundador y co-administrador del Pelassso en facebook, os tengo que admitir que el susodicho ha sido en muchas ocasiones motivo de discrepancia y largas discusiones al respecto, pues es de largo, el único personaje de la red Pelassso con el que no nos ponemos de acuerdo al 100%.
Mi socio habla de injerto, lastimoso eso sí, que al más puro estilo Carvalho o Iker como bien apuntáis, ha ido degrandándose hasta estar rozando los límites de lo indigno.

En mi caso os seré sincero. Pérdida progresiva y natural de cabello que trata de disimular dándole longitud a a una mata cada vez más raquítica.

Creo que el tiempo, y no mucho, hablará por sí solo.
Un saludo kukletero y mucho ánimo a seguir en la cresta (nunca mejor dicho) de la ola juglar-periodísistica de este país.