jueves, 13 de junio de 2013

ANATOMÍA DEL CATETO


Un joven sevillano ve por televisión un partido en el que su equipo del alma se juega un título. Ha intentado hasta el último momento conseguir una entrada y gastarse sus ahorros en el desplazamiento, pero no ha podido ser y se tiene que conformar con verlo soportando los comentarios de Juan Carlos Rivero, Manu Carreño o peor aún, Antonio Esteva. 

Finalmente, tras mucho sufrir, el árbitro pita el final y nuestro protagonista se asoma eufórico a la ventana para gritar triunfal al estrellado cielo hispalense. Y lo hace en el silencio más absoluto. ¿Cómo es posible? ¿No se escuchan los festejos en otras casas? ¿No hay gente cantando por las calles? No. El protagonista de nuestra historia es madridista, y que su equipo haya ganado un título le importa un carajo bien gordo al 99% de la ciudad.

El cateto es esa figura existente en nuestra ciudad que, cuando béticos y sevillistas discuten sobre sus equipos, están a un lado callados con la mirada perdida. Si es un cateto de los atrevidos lo mismo suelta en un momento dado, sin venir a cuento de nada, “a mí me da igual, yo soy del Barsa”, llevándose en ese momento una mirada que mezcla asco y lástima por parte de sus acompañantes, que volverán a obviar su presencia un segundo después para seguir con sus diatribas.

Sevilla es una de las ciudades de España con menor porcentaje de catetismo. Un dato estadístico claro es que es, de las cincuenta capitales de provincia, la que menos peñas tiene de cada equipo. Sólo una por cabeza (lo que les iguala con equipos como el Celta), y teniendo en cuenta que, quitando Madrid y Barcelona, sólo Valencia nos supera en habitantes.

La única peña del caballero del honor en Sevilla está situada en el Polígono San Pablo, y en un alarde de originalidad, se llama “La Primera de Sevilla” (y la última, probablemente). Fue fundada en 1999, pero no fue oficial hasta Septiembre de 2001, con la visita de Florentino Pérez y Alfredo Di Stéfano, aprovechando que habían venido a la ciudad para un Betis-Real Madrid, que acabaría con victoria verdiblanca por 3-1 con la cadera de Hierro tirada en el borde del área tras un golazo de Capi.

Por su parte, la peña barcelonista se encuentra en unas galerías comerciales casi al final de la calle Evangelista. Fue fundada en 1994, vivo prácticamente al lado, he pasado innumerables veces por la puerta, por la mañana, por la tarde y por la noche, y nunca la he visto abierta. Tiene más pinta de tapadera para un almacén de armas o droga que de peña.

Aparte de por su dificultad para entablar conversación futbolera, el cateto es reconocible en la ciudad por su extraña gestión de la economía. Verá a su equipo dos veces al año, en las dos habituales visitas a la ciudad (suponiendo que ambos equipos estén en Primera) y en ambas se gastará el mismo dinero que le costaría un carnet de abonado tras la portería del Pizjuán o el Villamarín. Si por un hado del destino un Cádiz o un Recreativo de la vida se encontrara en Primera incluiría un gasto más.

En lo que se refiere a gastos y desplazamientos encontramos dos extremos entre la catetada. El cateto potentado incluso se desplaza un par de veces al año a ver a su equipo actuar como local, normalmente cuando un equipo sevillano es el visitante. En el otro extremo está el “cateto cateto”, que suele ser el más fanático y ferviente defensor de sus colores y casi siempre lleva el chándal de su equipo puesto, aunque en realidad no ha visto un partido de fútbol en el estadio en su vida.

Otra de las cualidades que posee el cateto es la extraña capacidad para despertar igual antipatía en el bético que en el sevillista, algo sólo al alcance de pocos sujetos como Juande Ramos o José Mari. Se dice de béticos y sevillistas que siempre estamos peleados, pero en realidad convivimos en armonía y sano cachondeo salvo cuatro retrasados mentales. Con el cateto nadie quiere convivir. No hay broma que valga con él. Si nos habla, que no sea de fútbol, por favor, o se llevará un exabrupto de regalo. Aquí respecto a un hijo tenemos el siguiente orden de prioridades:

A) Que sea de nuestro equipo.
B) Que no le guste el fútbol.
C) Que sea del otro equipo de la ciudad.
D) Abortar.
E) Que sea cateto.

Pero como la E no se sabe hasta que pasa el tiempo nos acabamos saltando la D y por eso Real Madrid y Barcelona tienen una peña en la ciudad cada uno en vez de ninguna.

Quizá porque sus vecinos no les dan conversación el cateto estándar posee una locuacidad escasamente desarrollada. Si en algún momento nos dignamos a rebajarnos a introducirle en nuestra charla futbolera (normalmente por estar solos con ellos y ya haber agotado todos los otros posibles temas de conversación) y le preguntamos “y tú, ¿por qué eres del Madrid (o Barsa?)” invariablemente responderá “porque eh er mejón”. Maestros del debate.

El porqué de su denominación es bastante obvio. El porcentaje catetil aumenta a medida que nos alejamos de la capital y nos adentramos en la provincia (y no digamos si salimos de ella al resto de provincias andaluzas, pero nos saldríamos de la temática de fútbol sevillano del blog), de esta manera muchos pueblos igualan el número de peñas de cada equipo que existe en la capital. Esto es debido a que, a medida que nos alejamos de Híspalis, el gasto bisemanal del desplazamiento para ver a Betis o Sevilla se hace realmente insostenible para muchas personas, más aún si colocamos partidos a las 22:00 de un lunes. Al no poder desplazarse consumen el fútbol principalmente a través de los medios de comunicación que les bombardean constantemente con imágenes de Madrid y Barsa, sorbiéndoles el cerebro cual secta satánica. Si te repiten permanentemente que tienes que ser de esos equipos pues te lo acabas creyendo, salvo que seas un irreductible galo que resistirá hoy y siempre al invasor. Como a la gente de pueblo se les conoce popularmente como “catetos” de ahí el apelativo gracias a esa costumbre tan sana que tenemos los humanos de tomar la parte por el todo.

Esto ya es una opinión mía, pero creo ciertamente que ser cateto culé es aún más grave que ser cateto madridista. No por el club en sí, sino porque hay que tenerlos muy cuadrados para defender a capa y espada a un equipo cuyos dirigentes históricamente se han caracterizado por el absoluto desprecio a sus aficionados de fuera de su tierra. Esto lleva a algunos catetos, desesperados por formar parte de un todo ante la marginación a la que son sometidos por sus vecinos béticos y sevillistas, a realizar cánticos en una lengua que no hablan sin tener ni pajolera idea de lo que están diciendo, ¿o creéis que toda la catetada culé sabe qué significa “tenim un nom el sap tothom”? (Se podría traducir como “tiene un nombre el ser tonto: Barsa, Barsa, Baaaarsa”). En serio, haced la prueba, tratad de encontrar diez catetos culés y preguntadles. Si tres lo saben llamadme y os invito a una Estrella Damm (la cerveza que sabe a meado).

Ya fuera de bromas, y poniéndome serio, es triste la existencia del cateto. No por el fútbol en sí, que al fin y al cabo es banal en nuestras vidas, sino por lo que representa socialmente que haya tanta gente dispuesta a facilitarse las cosas apoyando al poderoso en vez de luchar porque su propia gente, cercana a ellos y con los que convive, crezca a la altura de los mejores. Siempre he defendido que, si bien el deporte es algo prescindible en nuestras vidas, es un retrato fiel de la sociedad en la que se desarrolla, y esta genuflexión voluntaria ante el poderoso de tantos y tantos españoles es algo que nace en un lugar recóndito de las mentes de tantos y tantos ciudadanos, y posiblemente de ese lugar nazcan muchos de los problemas que asolan nuestro país, ya que la gente está más dispuesta a aceptar lo que le dicen desde arriba que es válido, antes que defender lo suyo con uñas y dientes. Es como abandonar a nuestra madre por la de nuestro amigo, que es más guapa y cocina mejor.

¿A qué no esperabais una reflexión tan profunda así de buenas a primeras? Que esto es un blog de calidad, señores…

Bueno, para rematar este texto sólo citaré unas palabras del periodista Áxel Torres, aficionado acérrimo del modesto Sabadell:

Si mi padre es del Sabadell, si me lleva de niño a la Nova Creu Alta, si me compra la camiseta arlequinada, si yo a los 13 años hago de recogepelotas del primer equipo, si con los amigos del colegio fundamos una peña para ir a animar, si me apunto a la escuela de fútbol del club para intentar entrar en el fútbol base... etc... todos estos lazos que se crean, todo este sentimiento de pertenencia, no entiendo que pueda en ningún caso deteriorarse porque el equipo esté en Segunda B, porque el equipo no gane o porque el club de la ciudad grande de al lado sea campeón de Europa. Cuando hablaba de forma de entender el fútbol, me refería un poco a la mentalidad que impera en Inglaterra y que aquí está poco extendida: mi club es el club de mi comunidad, el club de mi gente, el club de mis calles, el club del que se habla en mis bares, el club al que ya apoyaron mis abuelos y el club que hizo feliz a mi padre. Y me da igual que pierda, que sea pequeño, que no salga en las noticias. Es mi club. No tengo ninguna necesidad de hacerme hincha del club grande de otra ciudad porque el sentimiento de pertenencia es más importante que el deseo de éxito. Y mira que el deseo de éxito es grande. Es enorme. Pero el sentimiento de pertenencia es superior.”

Ahí quedó.

49 comentarios:

ose ramon dijo...

ola me llamo ose ramon y a mi lo que me gusta es el mandrí, el mandrí es er mas mejom y este año vamos a ganr la decima porque somo un clú zeñó y el roncero tiene toa la rason siempre y me quedo asta las 3 de la mañana todos los dias delante del televisó pa verlo en punto pelota que es el mejon programa der mundo entero de la tele.

también me gusta er malaga, platini hijoputa, er jeque es er mas mejon tambien

Señor dijo...

jajajaja ose ramon for president!!

Leyendo esto me surge una duda, ¿y si alguien, por el motivo que sea es de Sevilla y de por ejemplo el Tenerife o el Valladolid? ¿también es un cateto? ¿Y si uno de Palencia es del Betis?

Dami Fernández dijo...

Vivo en Málaga desde hace unos meses y he de decir que mi concepto de ciudad más cateta de España en ese sentido va remitiendo. Ahora, habrá que ver cuando el jeque colussokukletee cuántos vuelven a ponerse el chándal del Mandril o del
Farse.

PD: Si yo soy un cateto por el hecho de ser de un pueblo como Antequera, pero soy por firmes creencias de un equipo no mainstream como el Atlético (pero del Balonmano Antequera), ¿qué soy? ¿un ornitorrinco?.

Anónimo dijo...

Lo bueno es cnd se t sienta al lado un cateto en la visita de au equipo, o lo mejor el cateto cn su familia cateta al completo( parienta, niños chicos porculeros, e hija adolescente salía perdía q t chilla en la oreja cada vez q Cristiano coge la pelota) habiendo tenido q ampliar la hipoteca para asistir al partido.
Fue un gran momnto este año esa carita q se les qedo cnd pito el arbitro l final y el gol de Beñat fue valido para ganar el partido. Ese cateto cabeza d familia decir: pa esto me gasto yo los jurdele??? Q jinvergüejaa q sus llevai los dinero por la caraa!! A lo q contesta la hija, es iwa opaaa vamono pal uropierto a pedi urtografo!
Lo q disfrute dl momnto!!

Dani dijo...

Yo eso lo llevo sufriendo en mi casa desde hace un tiempo: no sabéis lo que es que tu hermano pequeño de 14 años sea del Barça, porque según dice él, "gana siempre" (lo fácil que es hacerse del grande... en fin.)
Menos mal que mi hermano mediano es del Sevilla...
PD: se me olvidaba decir que en mi clase hay un madridista... Y no, no es de Sevilla capital el buen hombre.

doRCCV dijo...

"(...)ser cateto culé es aún más grave que ser cateto madridista".

Una frase muy mía que dice: ¿Hay algo peor que ser obrero y de derechas? Sí, ser gallego y del Barça.

Acepto el reto, y perdoa por mucho que duela, la que sebe a meado y mal es la Cruzcampo.

doRCCV dijo...

Sobre la reflexión final podría decir bastantes cosas puesto que vivo a 200km, cerca de Corunha y tuve un pasado oscuro (sí, mi familia era del Depor y así quisieron que yo fuera pero...). Con los anhos vas madurando, eliges tu camino (con 7-8 anhos jeje)y te vas identificando más con tu equipo y/o un grupo por sus valores. Os dejo un texto sacado de un foro del Celta:

"La filosofía de una afición no debe imponerse, debe ser decisión propia de cada uno verse involucrado por los colores de un equipo. Esto responde en función de dos procesos, sentir los colores por influencia del medio, la ciudad, los vínculos sociales, y la proximidad del equipo. Una vez que aceptas este hecho, debes conocer y elegir la medida en la que involucrarte con la propia filosofía que representa el equipo."

El celtismo más radical es conocido como celtarrismo, este adquiere una connotación ideológica. Ser celtarra no significa enarbolar la violencia gratuita, pese a lo que muchos piensan. Creo que lo más honorable del celtarrismo es el hecho de representar unos valores acordes a la sociedad de nuestra ciudad. Vigo fue, y es, una ciudad proletaria, abierta, y mayoritariamente tolerante.

Luchar contra el racismo; Luchar contra la homofobia; Luchar contra el abuso de la Burguesía, es considerado por mucha gente una filosofía radical, porque lo coherente es quedarse en casa viendo Telecinco. El football no debe ser politizado dicen algunos, pero el que mantiene un ideología y es coherente con ella, debería serlo las veinti-cuatro horas del día. Deberíamos luchar contra la injusticia por igual en el campo, en el trabajo, o en la calle... Yo no voy a permitir que se produzcan discriminaciones racistas desde mi grada si puedo evitarlo, y si tengo que luchar por mis creencias lo haré por que creo que poner la otra mejilla es aceptar la tiranía, es mezquino, y cobarde con uno mismo."

Anónimo dijo...

Pues paciencia hace falta un rato.

Soy madridista, y vivo en Sevilla, os leo y entiendo que soy un cateto; sin embargo si fuese sevillista, con el mismo nivel intelectual o cultural que tengo hoy, (sea poco o mucho), dejaría de serlo ¿es correcto?. Puede que hasta me diesen un nobel o dos.

Es lamentable tener que aguantar por vivir aquí tal número de insultos, en la calle, en el bar, y en el estadio.

En mi caso da la casualidad que nací en Madrid. ¿Ya no soy un cateto o lo sigo siendo? ¿o en el hospital al nacer me dan un carnet de listo o de tonto según mis padres estén empadronados en ese momento en la calle Sierpes, en Aranjuez o en Mairena del Alcor?

Cateto es el que no respeta a los que no piensan como él. Cateto es el que no ha salido de su barrio en su vida. Cateto es el que piensa que el Danubio es un vals, pero se considera mejor que su vecino. Cateto es el que mientras sesea llama cateto al que cecea. Cateto es el que no sabe que en el mundo de hoy te puede tocar vivir en distintos ciudades y países, que tu mujer no tiene pq ser de tu zona ni de tu ciudad, y que veremos donde nacen tus hijos; los míos por cierto en Majadahonda. Luego ya me contáis si también son catetos o si debería haber abortado.

Pues nada, ahora ya podéis seguir insultando, que se os da muy bien.

pdta. La próxima vez que vaya a ver el fútbol a Nervión o a Heliópolis, estoy pensando en llevarme el trivial, a ver si aprendo algo entre tanto no cateto.

Juanca dijo...

Dami, yo soy Antequerano como tu, ya lo sabrás, pero no soy mucho de balonmano, y al Antequera de fútbol sólo lo vi cuando subió a 2ªB en un partidazo que vino el Cádiz recién descendido de segunda a jugar aquí. Salvo eso...

Rinat Rafaé dijo...

Estimado Anónimo de las 15:51, en primer lugar gracias por leernos, si lo hace habitualmente creo que medianamente entenderá que este texto no se hace con el afan de insultar a nadie (de hecho no lo hace al igual que no lo hace que ninguno de los jugadores que salen por aquí o por lo menos no es la intención) pero si se ha sentido tan identificado con él como para decir "le voy a poner un comentario a esta gente cagandome en sus muertos (Kukleta DEP)" pues quizás (y solo quizás) debería reflexionar sobre su "catetismo"...

La acepción de "cateto" en este caso no se utiliza dependiendo del grado de intelectualidad, listeza o torpeza del individuo que se califica en cuestión, se puede ser muy listo y ser un cateto (en el término más amplio de la palabra), se puede ser asquerosamente rico y ser un cateto (muy habitual, por otra parte), se puede tener un puestazo y ser un cateto, al igual que se puede ser un tieso y ser un hombre integro de principios o no tener muchas luces pero llevar por bandera la elegancia, una cosa no quita el otro.

Si vives/eres de Sevilla supongo que sabrás que si se les dice "cateto" a los madridistas/cules que pueblan el estadio o que reciben en la estación/hotel a su equipo es porque tradicionalmente eran de los pueblos cercanos (que ser de puebo tampoco te convierte en un cateto, ojo) y de ahí salió el apodo.

No se critica que alguien pueda ser del Madrid o el Barça (si en cambio la utilización mercantilista y capitalista al máximo que hacen estos equipos del fútbol y sus medios, pero que le vamos a hacer somos unos románticos en este sentido) si no el ventajismo de quien es del que gana y se cambia de chaqueta (o de camiseta en este caso) dependiendo quien sea. Por poner un ejemplo tonto, uno de Sevilla que es del Barça por la razón X pero que si al equipo de su ciudad lo compra un jeque/ruso y comienza a fichar a base de chequera se hace el más acérrimo seguidor del mismo e incluso osa a afirmar que en caso de que el (su) Barça juegue con X quiere que gane X (esto lo he escuchado yo en infinidad de ocasiones, no en Sevilla pero si en Cádiz, Málaga o Granada).

Personalmente creo que el fútbol se ha convertido en un deporte tan mercantilizado y podrido por el dinero que da hasta asco en la mayoría de las ocasiones, aun así nos pica, que vamos a hacerle. Muchos no hemos conocido la gloria hasta hace bien poco pero lo cierto es que los béticos/sevillistas combinamos momentos de éxito efimero (muy pocos) con momentos de gloria interna (y solo interna) y momentos de fracaso y siempre estamos ahí. Es muy fácil ser por ejemplo del Madrid que a base de préstamos por parte de Caja Madrid o de cobrar 150 millones de euros anuales de la TV compran a CR7 por 100 kilos a Kaká por 60 y a Benzema por 35 en una misma temporada porque la anterior le salió mal y no ganaran que ver como por ejemplo una criatura casi sangre de tu sangre y que es la mitad de tu equipo como puede ser Navas se larga de tu club por el maldito parné. Es muy fácil ser del que gana, del que te paga 40 millones po Cesc y 35 por Alexis en una misma temporada o del que deshecha a un entrenador y lo deja marchar gratis porque se ha encaprichado por otro que le costará una pasta que equivale al presupuesto para fichar de cualquier equipo de la liga.

Aquí no se critica a la persona como ente individual, sino a la colectividad (al igual que en el Bernabeu no me insulta a mi concretamente o a los sevillanos madridistas por cantar Sevillanos yonkis y gitanos) que actua de esa manera y evidentemente en el caso concreto está la excepción y todos tenemos amigos "catetos" y los queremos igualmente, más triste me parecería que alguien eligiera sus amistades en razón a su equipo de fútbol.

El texto final del artículo creo que recoge perfectamente el sentimiento que queremos expresar con esta entrada (que quizás sea un sentimiento de equipo perdedor, pero que es un sentimiento que por ejemplo Roncero no tendrá jamás) y si tú te has sentido insultado por ello es que no lo has entendido del todo bien.

Rinat Rafaé dijo...

(Continúo el anterior comentario aquí que por razones de espacio no lo pillaba)


Por otro lado y al igual que le decimos a todos los que comentan en tono crítico, no hace falta que se esconda bajo un "anónimo" si no está de acuerdo con nosotros, obviamente no podemos gustar a todo el mundo y tampoco lo pretendemos por lo que si alguien siente que debe hacer una crítica le invitamos a que la haga y si puede ser de cara (virtualmente hablando) pues mucho mejor. Lo miraremos con otros ojos y conllevará un debate más fructifero, estoy seguro de ello.

Por último y para terminar esta parrafada no puedo dejar de señalar que este es un blog de fútbol sevillano, por lo que es más que lógico que en nuestra casa nos miremos el ombligo un poquito.

Amate Preacher dijo...

Pedazo de artículo. El Cateto existe, en Sevilla menos, pero en Andalucía mucho. El Anónimo que escribe no ha entendido el artículo, creo yo, pero para mi, si hay vínculo con Madriz, puede que no sea Cateto.
Canal Sur es un ejemplo de Catetez Coherente: abre sus noticias deportivas con news de Madriz o Barsa...porque hay muchos andaluces que lo reclaman.

Y Catetos en Extremadura....Uf los que hay...Ejemplo: Mr Chip, de Onda Cero deportes: Cateto de Badajoz que " se hace del Mandril"...Ole!.

Rinat Rafaé dijo...

Predicador de Amate, usted sabe que nosotros le seguimos a pies juntillas, por eso me gustaría que me solventase una duda ¿Perdona usted el ser cateto a los catetos desde un punto de vista meramente divino?

Rafa dijo...

¡Catetos No! ¡Sevilla no es un zoo!

Sin acritud para el anónimo ;-)

Rafa dijo...

Por cierto, no se por cuantos millones de sitios me ha podido llegar el artículo este (facebook, twiiter, email) enhorabuena de verdad :-)

Amate Preacher dijo...

Dear Rinat, ser Cateto no tiene perdón de Dios, y perdone que lo exprese de esta manera, pero no hay excusa para ser Cateto, en Sevilla por lo menos.
Expulso de la misa a todos los niños que me llegan en Amate con la camiseta de la maricona de la Ronalda, o del escaqueaimpuestos Messi. Lo que no puede ser, no puede ser.

Jean Sol Partre dijo...

Muy bueno, otro día habrá que analizar la parte simétrica, la colonia de béticos y sevillistas que vivimos en Madrid, los yonkis y/o gitanos

Adaozinho dijo...

Soy de Sevilla, vivo en Alcosa, y si yo os contara la cantidad de prendas que veo por mi barrio del Barça y del madrí, pero sobre todo del madrí... Además que no son solo niños chicos, sino también mayores, como mi vecino de arriba.

Un saludo.

Aracnidus Rojiblancus dijo...

Iro a cohé freeeezaaaaaaaa!!!
Cateeeeeeeeeeeeeeto!!!
Un respeto, que yo tengo un hermano Cateto, pero por lo demás, han retratado ustedes Lavangelio.

El artículo de Torres, otro Avangelio.

IROOOO A COHÉÉÉÉ FREEEZAA!!!!
Eso era el grito de guerra de un chaval del SFC hacia los auténticos Catetos, protagonistas del post.

rey del vinillo dijo...

Espesstaculá Rinat, sensssillamente espesstaculá ;)

Niko dijo...

Magnífico artículo,de los mejores del Blog.
Aunque soy sevillano(y sevillista) he vivido varios años en Ciudad Real y he crecido rodeado de mandrilistas y farcelonistas (mis mejores amigos lo son)y puedo aseverar que son gente que en temas futbolísticos no admiten ningún tipo de debate.Ejemplo:Javi Navarro y P.Alfaro eran asesinos pero Pepe es un gran central.
Siempre he criticado el catetismo y me enorgullece presumir ante mis amigos mandrilistas de que en Sevilla el porcentaje de catetos sea tan bajo.
Seguid así.

Anónimo dijo...

Para mí nunca ha tenido sentido ser andaluz y ser de un equipo que no lo fuera. Y soy de Peñaflor (Sevilla).

Anónimo dijo...

Ni un "pero"....hay que bajarse la pantalona con este articulo....

Anónimo dijo...

Se puede ser:
a) CATETO
b) HPotenusa
Prefiero la a, aunque sin duda, siempre es mejor ser cateto de pueblo que de ciudad, sobre todo si la ciudad es Sevilla (mi arma). Que conste que vivo en Sevilla desde hace unos 30 años, pero por más que hablo con gente sobre fútbol, a los únicos a los que escucho "dizí porque eh er mejón" suelen ser o "der zevilla" o "der betih, manque gane, quizí manque pierda".
Si vivo, por un "poné" a 5 Km de Sevilla (léase Mairena del Aljarafe, Tomares, Castilleja de la Cuesta, Santiponce, La Algaba, Gelves, et., etc...) ¿de qué equipo debo ser? der Betih, der Zevilla o del Mairena, Tomares, Algabeño, etc... puesto que si me alejo de mi barrio, pueblo, ciudad, entidad municipal, pedanía, llámele como quiera, ¿me estoy alejando de mis raíces y de mi esencia? Si dónde vivo no hay equipo en 1ª, ni siquiera en 2ª, debo ser fiel como lo es Axl Torres y ser del Castilleja o del San Juan.
Es más, si me mudo desde Sevilla capital a uno de los pueblos de la periferia anteriormente mencionados, ¿debo dejar de ser der Zevilla o der Betih?
Si la respuesta a la pregunta anterior es no, la contradicción está servida.

Déjeme decirle, amigo mío (peyorativamente hablando) que YO, SOY CATETO, der Barza...¿porqué?, porque nací allí, simple y llanamente, y, sobre todo, porque me encanta llevar la contraria y dar por culo a Betih, Zevilla y claro está al merengue de turno. En fin, no soy muy diferente de aquel zevillihta hueno que intenta joder a toda costa ar bético de tuhno.

He disho...

Anónimo dijo...

soy de zafra (a 1 hora de sevilla, badajoz) y por cuestiones de futbol en mi tierra, soy del diter zafra, pero soy tan betico como cualquier sevillano. ya que yo no tengo fronteras en lo que considero mi tierra (desde cadiz hasta badajoz, pasando por huelva y sevilla. estoy orgulloso del amor que me inculco mi padre por el equipo de mi ciudad, y el de mi "tierra" (suroeste de españa). y apurando mi otro equipo es el cadiz (ciudad que me ha dado muchisimo en mi vida y en la que vivi los 4 mejores años de mi vida). estoy muy de acuerdo con la entrada del blog. un 10 a su escritor... fuera catetos del sur!! y mas cuando somos maltratados en todos los aspectos de la vida por los del centro-norte!! musho betis!!

Rinat Rafaé dijo...

El cateto anónimo de las 14:29 (el que ha comentado primero) se ha sentido identificado por el texto y le ha dolio al muchacho el contenido del mismo. Nada que una buena sobredosis de Punto y Pelota no pueda curar.

¡¡Vivan los equipos de canteranos que cobran un mínimo de 7 millones de € cada uno!!

Tonetti dijo...

Nací al ladito del Camp Nou, mi abuelo me sacó un abono y fui de pequeñín al campo toooodos los domingos. No ganabamos ni el Gamper, y oye! se crea un sentimiento que ya te dura toda la vida. Nunca entendí a la gente que no era del Barça o del Español (con ñ joer) como tamopoco entiendo el sentimiento hacia los culé de los que viven fuera, a no ser que sean emigrantes. Sé que suena muy aldeano, pero así pienso yo. Claro que mejor no me haga del equipo autóctono, porque en cinco años que llevo en Menorca, el principal equipo y al que me asocié, el Sporting Mahonés, desapareció. Gafe? Quizá, pero me hice del equipo donde vivo que creo ES LO NORMAL.
PD: Si voy a Sevilla...soy un cateto? jejejej saludos a toós!!!

McMinn dijo...

Para mi el cateto futbolístico por antonomasia es del Madrid. Fuera de Sevilla, y sobre todo durante la época predemocratica, ser del Madrid era tan normal y tan impuesto como el ir a misa, besarle la mano al cura, o acongojarse cuando pasaba la beneperitar.

Los (pocos) mesetarios que hoy tienen 60 tacos y son del Barsa fueron en su tiempo resistentes a la tiranía del equipo único del nacional catolicismo. Para mi eso tiene su mérito y evidencia menor nivel de catetada futbolística.

Desde luego hoy en día, esta regla de tres no se puede aplicar ya. El nacionalcatolicismo de equipo único esta sustituido por el biequipismo de mercado.

En cuanto a la gradación del catecismo futbolero. Es evidente que es mayor cuanto mas se acerca a la zona de influencia de los equipos de la ciudad. Ser de la Roda de Andalucia (es un poner) y del Madrid evidencia menor catetismo futbolero, que ser de la Gran Plaza y del Barsa.Eso es asin.

Evidentemente el que es de Valladolid y se hace Bético o del Bilbao, no puede entenderse como cateto futbolístico,porque se convierte en un resistente ante el bipartidismo Barsa-Madrid. Lo ortodoxo seria que fuese del equipo de su pueblo, pero tampoco es plan de ponerse puristas.

Y es indiduble que la catetada futbolera, se refiere única y exclusivamente a fútbol. Se puede ser un cateto futbolístico y ser registrador de la propiedad, diputado y hasta presidente del gobierno....upss igual este no era el mejor ejemplo.

Por ultimo añadir que comparto la filosofía del ultimo párrafo del articulo.

Y al que no le guste lo que digo que no me invite a una Mahou por favor.

Anónimo dijo...

Soy una victima del terrorismo informativo de la Meseta. Soy valenciano y valencianista y la vida me dió hace 16 años un precioso hijo al que inculqué en las buenas artes "Che´s". Compré chandals, gorras, bufandas, banderas, cromos, balones, entradas para ver al equipo en Mestalla ¡incluso en reventa!...pero llegó "el internete", La Sexta, "la cuatro", "la telahinco" "El Marca" y todas esas hordas de periodistas parciales, manipuladores y embusteros que cual trileros en una esquina del centro de la city se dedican a saturar los medios con una infecciosa información basura con el vil objetivo de captar a todo aquél ingenuo que se deje arrullar por sus cantos de sirenas...y ahora mi niño es un cani tipo CR7 pero en chungo y encima se atreve a pedirme el chandal del Madrid para Reyes...se va a tirar 6 meses comiendo carbón dulce!!!

Un 10 para el artículo.

Mikkel.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Gracias al post de lecturas de 2013 llegó a este artículo que se me debió pasar en su día y que inevitablemente generó y podría seguir generando debate...

Voy a intentar no extenderme mucho, porque yo soy del Mallorca en Madrid, desde pequeño. Por que era el equipo de mi padre, porque desde que tenía 6 años cada vez que el Mallorca aparecía por Madrid ibamos a verlo (fuese en la Ciudad Deportiva, en Leganes o en El Soto de Mostoles) cuandoe staba en 2ª o por campos de 1ª, mucho más bonitos cuando subió. Yo, ya me quedé captado y desde pequeño me hice del Mallorca... Extraño, sí... He ido muy poco a ver al Mallorca en casa. Tb pocas veces me lo he perdido en MAdrid... No se donde me ubica esto...

Pero de un tiempo a esta parte... Es innegable que en España, todo tiende hacia un bipartidismo absurdo y nada beneficioso. En politica, intentar excavar algo más que no fuera PP-PSOE era un milagro. En fútbol, MAdrid-Barcelona. Esa secta satánica que trata de absorver es muy poderosa. Acaso no escuchais a De la Morena cuando entrevista a niños alevines de otros equipos y lo unico que les pregunta, eres más del MAdrid o del Barça... Porque eso ha de ser lo normal para él... Pues así es inevitable que la militancia cateta se imponga. Y en todas partes. Y si Sevilla es de los lugares donde menos. Olé. Pero en MAllorca por ejemplo....

En fin. Creo que no aporto nada nuevo. Eso sí, a mi me gusta la MAHOU. Y mucho.

Anónimo dijo...

doRCCV
A ver,decir que esos son los valores del celtarrismo...ahí te has colado un poco bastante porque son una copia exacta de los valores del St.Pauli,así que vuestros originales más bien poco,porque son copiados de manera literal.
Por otra parte,hay que reconocer que son unos valores dignos de copiar,porque de borregos y fachas está lleno el mundo y más en del fútbol,y unos valores como los que has citado ayudan mucho más a un mundo más justo y solidario.
Gontxo,yo también soy mallorquinista,y yo que viví el fútbol en el Sitjar(poco,mucho menos de lo que me hubiera gustado) y he visto un montón en la nevera actual en la que jugamos desde 1999,te digo,a no ser que te vayas al fondo norte con los supporters,el ambiente desaparece más de lo que aparece,así que tampoco te pierdes una experiencia tipo la afición del Borussia Dortmund.
Yo aparte de ser del Mallorca,siempre he tenido simpatía por el Madrid,pero no hay color.Del Mallorca somos 10000 valientes que aguantamos contra viento y marea incluso en Segunda(jamás la llamaré liga adelan.. igual que tampoco llamaré a la Primera liga bb..) y en la actualidad se ha pasado y se pasa una situación delicada,con riesgo de desaparecer incluso.Al Madrid,lo peor que le puede pasar es ser 2º(este año 3º) y tiene millones y millones de fans en el mundo¿Cuál me va a preocupar?El poderoso o el club superviviente que ha resistido todas las causas posibles para desaparecer y que ahí sigue,siempre más mal que bien,pero sacando la cabeza para coger aire a pesar de las desastrosas gestiones y de que somos poca gente fiel,pero ahí estamos.
Ver mallorquinistas como tú,o como Bermellón Martín,al que conocerás de diversos foros(alemán y mallorquinista forofo) alegra aunque seáis una excepción,y se os aprecia en la distancia.
Enhorabuena por este gran blog,lo bordáis.

Adaozinho dijo...

Esto del catetismo tiene más importancia entre los menores que están en Primaria o Secundaria. En mi época de estudiante (tengo 22 años) raro era el chico/a que aparecía con una prenda de Barça o Madrid, siendo por lo general un inmigrante el que llevaba puesta esa prenda. Eso del "barçadrí", entre los "sevillanitos"... como que no se llevaba.

Pero de un tiempo a esta parte (más o menos desde que dejé de estudiar, allá por 2009) he visto cómo está creciendo el número de catetos en las escuelas, gracias a programas como "los manolos", "punto pelota" aka "sálvame", los deportes de la6 o antena 3 (aunque bueno, estos son 90% Madrid), etc.

Y no es bueno, porque tenemos dos equipos en esta ciudad que son históricos, están en primera, tienen (al menos uno de ellos) buenos equipos, aficiones excelentes (cada una a su manera: el SFC usando el "señorío" y el RBB sufriendo hasta el último momento) y la ciudad ha estado dividida históricamente entre ambos, aunque el SFC ha tenido tradicionalmente un peso mayor (favorecido por el franquismo; era el segundo equipo del general).

Por cierto, de un tiempo a esta parte, cada vez hay menos "sufridores" en la ciudad, al menos en donde yo vivo y donde he estado. Sí, soy del Betis, que se le va hacer...

Un saludo.

NO AL CATETO dijo...

El catetismo se expande y está dentro de nuestras gradas ¡Mucho cuidado! ¡Combatan el catetismo!!

http://www.youtube.com/watch?v=f4pna6z8JRo

hivet dijo...

El SFC el segundo equipo del general??
Illo ke dise?

Anónimo dijo...

Que hablas de que al que no le gusta el futbol es un cateto, te ha faltado añadir que lo es también el que no se pinta dos rayas en la guantera del coche ...
Con chuflas como tu no me extraña que este sitio vaya como el culo. Siguete gastando el dinero en el futbol mientras que vives en casa de tus papis chaval, que después vendrás de víctima que eres un desgraciado y tal ... anda que ...

Sernormal dijo...

Y digo yo, ¿No se es más cateto por sentir una filiación tribal dependiente del terruño? En un mundo tan hiperconectado donde las fronteras se están difuminando cada vez más, ¿Qué valor tiene adherirte a un club perdedor que encima no juega la Champions League que es la mejor competición que puede ofrecer el mundo del fútbol?

Por eso se entiende que en esas zahurdas de Sevilla, o el acabose del Bilbao, que llevan la boina de la tribu a rosca, los reclutadores de la NASA se peguen por poder contratar de lo que sea a esos terruñiles aficionados, caracterizados por su impresionante cosmovisión de la sociedad y por ser todos potenciales premios Nobel.

Me parece bien que alguien zea der Zebillah o der Betih, pero de ahí a llamar catetos a unos tíos que disfrutan la Champions League como tiene que ser, no sé yo.

Y ojo, no zoy zebillano ni andalook, por lo que me falta el gen para regodearme en mi propio fango pero el tribalismo terruñista me resulta cuanto menos, cateto.

En lo que sí estoy de acuerdo es en que ser del Barza sin ser nacionalista catalán es de ser megacateto y megasubnormal, llevan toda la vida despreciando e insultando a lo que no es Cataluña.

Rinat Rafaé dijo...

Gracias por salir de su cueva para mostrarnos que sabe escribir Sr. mandrilista. Ahora corre y metete de nuevo en ella que creo que Roncero ha twitteado que este año ganáis la undécima y te lo estás perdiendo

Anónimo dijo...

Retrasado mental será tu puta madre

Rinat Rafaé dijo...

¡Qué nivelazo amigo anónimo! ¡Bravo!

Anónimo dijo...

He llegado de rebote a este post y siento que tengo sentimientos encontrados al respecto.

En el primer sentido, me siento identificado con el sentimiento de pertenencia al club de mi ciudad. Yo, madrileño del superpoblado extrarradio de la capital, y seguidor del Atlético de Madrid no considero que sea un gran mérito ser de este club, o si hubiera tenido la desgracia de ser del poderoso y musculado equipo vecino, ya que son clubes con tradición victoriosa y masas sociales muy amplias(el vecino obviamente más)
Incluso, si me apuras, en los grandes núcleos urbanos de España (BCN, Sevilla, Bilbao, Valencia) sigo considerando como algo normal ser del equipo de allí, puesto que todos en mayor o menor medida si tienen más razones que el "apego a la tierra" para seguir estos clubes.
El veradero mérito, en mi juicio, reside en la gente de Osasuna, Celta, Sporting, equipos de núcleos más bien pequeños, provincias sin mucha población e historia deportiva de sus clubes más bien flojitas. Hasta este punto del post, ok, de acuerdo, siempre apoyaré que lo más sensato y que más te puede realizar en la "vida futbolística" es apoyar al equipo de tu ciudad, al que vas a ver domingo tras domingo.
Sin embargo, mi dicotomía parte de un caso familiar, que conozco muy a mano y afecta a la ciudad de Sevilla. Por cuestiones de la vida, un familiar nuestro, madrileño y del Atlético, tuvo que emigrar a Sevilla, y allí ha formado su familia con 2 hijos.
Pues bien, uno ha salido del Betis, por tradición materna, y el otro es seguidor del Atlético ¿sería considerado un cateto? Para mí en ningún caso, puesto que el apego a tu tierra es ínfimo, o menor según que "tierra" sea, a la tradición de una familia. Que este niño haya nacido/crecido en Sevilla no le hace olvidar una tradición que va desde su bisabuelo hasta su padre, pasando por primo, tíos y familia de segundo parentesco, por lo que al final el concepto de "cateto" aunque sí comparto el fondo del razonamiento, lo considero un tanto laxo.
pd: Aquí aunque sean tremenda minoría, el cateto del Barsa por el Dream Team de Cruyff y el de Ronaldinho también es digno de ver. Madrilenys que te cantan el Tot el Camp y sólo pueden ir a Vallecas y Getafe.

Anónimo dijo...

Lo peor es ser gallego y del Madrid.

Gallardo 13 dijo...

Leyendo esta entrada de un blog de enorme calidad como es este, hay que decir que ha sido de los mejores post que ha podido publicar. Pero bueno, no quiero parecer a Taratino en Pulp Fiction (https://www.youtube.com/watch?v=BwuSRXf7r9g).

Por lo que he leido en los comentarios, a las personas que le gustan el equipo que viste de blanco y las que le gustan el equipo que viste a azul y granate, y que viven en Sevilla o provincia, el argumento más repetido es: "no puedo ser del X o del Y y vivir en Sevilla" o "si soy de un pueblo de Sevilla y mi equipo juega en Tercera Regional (nuevo nombre impuesto por la RFAF), porque tengo que ser del equipo de mi ciudad, pueblo, aldea, barrio, etc???" Estas razones son muy caducas, como el condón de la cartera de Lopera, pero hay que aguantarlas, porque claro, si no soy de Sevilla, no puedo ser ni del Sevilla ni del Betis. Yo soy de Los Palacios y Villafranca (pueblo de Navas, Bornes, de los tomates, de las Gemelas de Gran Hermano, de Manuel Orta, aquí fue donde "accidentalmente" se quemaron los archivos del ayuntamiento... Vamos, una flora y fauna variopinta la de mi pueblo), y soy del Sevilla, aunque no toda mi vida lo he sido. No voy a contar mi vida, porque ni me interesa contarla ni os interesa leerla, pero digo que mi familia, toda ella, es del equipo de blanco, por lo que un servidor se ha criado en eso, pero cuando ya me juntaba con mis amigos, cuando jugaba con ellos, cuando hablamos cambiando cromos, de Antoñito, Capi, Caballero, Lembo... ahí me empecé a dar cuenta de que aquí en Sevilla y provincia hay una idiosincrasia referente al futbol. O Betis o Sevilla. A los 9 años ya no quería mis camisetas del Madrid, quería la de Baptista.

No soy un iluminado porque me haya cambiado a un equipo de la ciudad, pero pienso que si no se defiende a lo tuyo, a lo cercano, a lo que representa tu ciudad, ¿quien lo protege?. Se pone el ejemplo de Inglaterra, pero en Italia y Alemania también nos dan 25 vueltas de ventaja. Puedo poner X ejemplos de equipos que llevan una gran afición donde quieran que vayan, pero no lo voy a poner.

Y en este hecho radica el argumento que no se sostiene, si no soy sevillano, no puede ser ni del Betis ni del Sevilla. mmm vale, ¿entonces yo, como habitante de Los Palacios tengo que apoyar por cojones a Los Palacios, al Mosqueo o a La Liara?. Claro, porque para los de los equipos grandes, su argumento simplista se basa en "Soy de Los Palacios y sigo al X o la Y, ¿que voy a seguir al Mosqueo?". O mejor aún, "El Sevilla y el Betis, pa los sevillanos" ARSARRIKITAUN TAN TAUN, como diría un dirigente andaluz con mas entradas que el Ramon Sanchez Pizjuan y el Benito Villamarin juntos.

El futbol actual es una verdadera bazofia, no existen valores, ni educacion, ni mucho menos respeto, porque lo guay ahora es ver un Madrid 9-1 Granada, o un Barsa 8-0 Osasuna y demás, pero que el Atleti porfíe a los grandes con su juego duro y tosco, eso no mola. Que el Sevilla le empate al Barsa en su casa, no atrae al mercado chino, que Valencia le caliente dos veces el hocico al Madrid, a los americanos no le gusta eso. Por todo y mucho mas, lo de cateto es un expresion banal y comica, me gustaría ir por la Madrid castiza o por la Barcelona mas catalana con la camiseta del Sevilla, o del Betis, o incluso la del Mosqueo, a ver que dicen.

Rinat Rafaé dijo...

@Gallardo13: Es complicado pero la teoría que usted expone no es la que se "critica" en esta entrada. Está explicado en anteriores comentarios y tampoco me quiero explayar mucho más en ello pero por ejemplo un sevillano que sea del Real Valladolid o del Celta de Vigo NO ES UN CATETO (en todo caso un poco raro sí, pero ese es otro tema xD). Creo que con este ejemplo se entiende perfectamente lo que queremos decir, no es cuestión de ser del equipo de tu ciudad sino de "doblegar" la rodilla ante el borreguismo que imponen los poderosos. Yo al menos lo veo así.

Ice David dijo...

Será un partido muy emocionante. Estoy con ganas. Soy un aficionado al fútbol, tengo un deseo es ser capaz de llevar camisetas de futbol para ver el partido.

Anónimo dijo...

Jajaja que bueno.

Anónimo dijo...

Que poco sentido del humor.

Anónimo dijo...

Jojojojojojojojo tranquilo ya lo has ratificado todo.

Señor Mendoza dijo...

Un amigo argentino de vacaciones en Linares. Es el día de la final de champions Real Vs. Atlético. Me pregunta por whatsapp desconsolado: chee, como que la gente aquí es tan reboluda que son todos del Real Madrid?
Le respondí que otros con más sabiduría que yo, habían hablado sobre tan curioso tema y le envié este artículo.

Adaozinho dijo...

Voy a poner las excusas habituales de los catetos.
Excusas patéticas:
1.- ¿Por qué no eres del equipo de tu barrio? (porque no tiene equipo senior, quizá?)
2.- ¿A cuántos metros estás del estadio de tu equipo? (A 9 kilómetros, y eso tirando por la SE-30.)
3.- Tengo un tío segundo que es madrileño y por eso soy del Madrid. (Qué casualidad que siempre haya gente que se busca vínculos con Madrid para justificar su catetismo, cual futbolista argentino en busca de bisabuelo italiano para ser comunitario.)
4.- Es que me gusta mucho Cristiano Ronaldo. (A mí me gustan Amanda Seyfried y Leighton Meester y nunca me las he follao.)
5.- Yo siempre he estado apoyando en los momentos duros. El 4-0 del Atlético de Madrid en Liga o el 4-1 en Dortmund en la semifinal de Champions fueron momentos duros. (Entonces, Universidad de Las Palmas, Llagostera, Palamós, Real Unión y Villarreal B, ¿qué son? ¿Guantánamo?)
6.- Es que lo mío es puro sentimiento. (Joder, qué poco repartida está la sentimentalidad.
Excusa sincera:
1.- El equipo de mi tierra es una puta basura y yo lo que quiero es ganar títulos aunque sea a distancia y por la tele.
Saludos.