lunes, 10 de marzo de 2014

BRANKO ILIC


Aunque su nombre pueda llevarnos a engaño y hacernos pensar que nació en San Juan de Aznalfarache, Branko Ilic nace en Ljubljana, actual capital de Eslovenia, y por entonces parte de Yugoslavia, el 6 de Febrero de 1983. Sus padres se emocionaron mucho con su venida al mundo y montaron una gran fiesta para presentar al querubín a la familia, al estilo de la primera escena de “El Rey León”. El veredicto que dieron todos los invitados al ver al niño fue unánime. Todos dijeron “ay, qué gracioso”.

El matrimonio Ilic captó el mensaje y educó a su hijo en los valores de la simpatía y la buena educación, sin saber que con ello estaban fomentando la regla de los 100 puntos, que indica que, cuando alguien nace, Dios tiene 100 puntos a repartir entre su inteligencia, su simpatía, su belleza... De cualquier manera, el pequeño Branko supo ganarse el corazón de sus allegados con su sonrisa y simpatía, siempre dispuesto a llevar la mochila de aquél que se había despellejado la rodilla en una caída o a pagarle las fantas a la chica de turno.

Cuando hizo la prueba para formar parte de las categorías inferiores del Olimpia Ljubljana como lateral derecho incipiente, la cosa no fue muy allá pero el entrenador que tenía que decidir si lo incorporaba o no a la plantilla decidió darle el visto bueno tras muchas dudas, y es que tenía la creencia de que un equipo siempre debe tener un futbolista buena gente, noble y con pundonor, al estilo Bruce Harper.

Ilic hizo muchos amigos (sobre todo entre los extremos zurdos rivales) en el tiempo que estuvo en el Olimpia (primer equipo entre 2001 y 2004) y posteriormente en el Domzale (2004-2007), llegando a la selección nacional de Eslovenia.

A mediados de la temporada 2006-07 el Betis está sufriendo para salvar la categoría, por lo que se decide que hacen falta fichajes en el mercado invernal. Momparlet, director deportivo en aquel momento y candidato a la insignia de oro y brillantes de este blog, lo tiene claro, para que el ambiente en el vestuario sea bueno y el equipo esté unido tiene que venir alguien simpático, para que no desentone con un equipo que, con jugadores como Odonkor o Sobis, cae bien en toda España, sobre todo cuando se juega contra él. Ilic es uno de los elegidos para encauzar la nave bética, y es presentado junto a Caffa por un Don Manué que aquel día estaba sembrao, y que por primera vez daba a conocer las peculiaridades de su perrino Hugo.

El rendimiento de Ilic no es gran cosa, pero cae bien, por lo menos fuera del césped. Cae tan bien que, pese a que en sus 13 partidos jugados (todos como titular) resulta bastante intrascendente se hace efectiva la opción de compra de dos millones de euros para que siga en la casa verdiblanca.

Su rendimiento no mejora en las dos temporadas siguientes. En la 2007-08 juega 18 partidos, 17 como titular, y en la 2008-09 apenas tres encuentros, y sólo uno desde el inicio. Esto no es óbice para que la afición le quiera y hasta le haga vídeos para felicitarle el cumpleaños.

El Betis desciende en 2009 e Ilic no cuenta para el nuevo entrenador, Antonio Tapia, un señor con el que salir de copas junto a Lotina o Sergio Kresic tiene que ser juerga absoluta.

Ilic se marcha cedido al FK Moscú (aunque se rumorearon otros destinos), para luego en el mercado invernal recibir la carta de libertad para quedarse con los moscovitas en propiedad, acabando así su vinculación con el Betis.

La siguiente temporada (2010-11) sigue en Moscú, pero en las filas del Lokomotiv, pero sigue sin encontrarse a gusto en Moscú, y es que las ciudades rusas son tristes. Buscando climas mediterráneos se marcha a Chipre, a formar parte de las filas del Anorthosis Famagusta. Un año más tarde se marcha a Israel, a formar parte de las filas del Hapoel de Tel Aviv, que necesita una mascota tras la marcha de Nosa Igiebor al Betis. 

Y allí en Israel sigue, un lugar tranquilo acorde con su forma simpática de ver la vida. Podréis pensar que pasar de la Liga Española a la de allí es un retroceso en su carrera, pero allí por lo menos cobrará en condiciones, no como aquí que los pagareses de Lopera sólo le daban para comer lo primero que tuviera a mano.

4 comentarios:

Rinat Rafaé dijo...

Me ha sorprendido mucho que no sea de San Juan como dices, pues los Ilic son muy de allí.

Me he descojonao, José, puro duende colussokukletero en este artículo!!

Nunca me gustó la cara de este hombre, me pareció siempre anódina, inexpresiva, carente de sentimientos. Parece que es buena gente, pero en realidad sus ojos de corderito rezuman maldad. Además me parece muy feo, no porque sea feo tipo Prosinescki, sino porque su espíritu le afea.

PD: El video del cumpleaños es la puta hostia, es como si lo hubieramos hecho nosotros pero antes de que existieramos, no lo conocóa pero he visto en él el mismo espíritu que en el homenaje a Tom de Mul. Los comentarios también van en consonancia, me ha llegado especialmente este: "Ilic vete de una vez del betis!!!! FELICIDADES pero aqui no pintas na, eres malisimo"

Un Pequño Paréntesis dijo...

¡Ya está aquí el tan ansiado 4º capítulo de @UPP_LaSerie! Risas, aventuras, personajes nuevos y temazos!

https://www.youtube.com/watch?v=Zi4zOkujBwk

Dami Fernández dijo...

Siempre (hasta ahora) me he confundido entre este y Babic. Pero yo en cuanto a europeos del este béticos me quedo con el gran Karhan.

doRCCV dijo...

Dami, me pasaba un poco a mí eso, tenía que hacer un esfuerzo para distinguirlos. De este me acordaba por otro Ilic, del Celta, en concreto Sasa Ilic. Que bien merecía post en un Amigos de Manteca Martínez vS Amigos de Inseminador Kaviedes. Podía ser de San Juan.

El enlace de la regla de los 100 puntos no va.

Pues en la liga israelí hay varios galegos jugando, Jonathan Vila o Túnhez del Celta o mi vecino David Rochela, ex del Depor.

Me gustaría un botellón con eses entrenadores.

PD: Post de Jesuli ¡YA! :D