viernes, 21 de marzo de 2014

JUANITO DOMÍNGUEZ SÁNCHEZ “DOMINGUEZ II”

Nuestra sección de chaqueteros está orientada a jugadores que a lo largo de su carrera jugaron en algún momento tanto para el Betis como para el Sevilla FC. Hay jugadores que van más allá y además de los dos equipos más clásicos del fútbol sevillano acaban su carrera en otro más humilde de la provincia, así a botepronto podemos recordar los casos de Diego (Dos Hermanas), Carvajal (Écija Balompié) o Redondo (Camas CF). Pero si orientáramos nuestro punto de mira a jugadores que hayan jugado en tres equipos de la propia ciudad de Sevilla y  nos pusiéramos muy puristas, diríamos que el triple combo perfecto del chaquetero sería jugar en los tres clubs más antiguos de nuestra noble, heroica y mariana ciudad, es decir: Sevilla FC, Real Betis y Calavera CF. Pocos son los jugadores que han logrado realizar tal hazaña, pero si tuviéramos que elegir a uno para rendirle homenaje éste sería sin lugar a dudas Juan Domínguez Sánchez, por la curiosa circunstancia de que además de en estos equipos rizó el rizo y jugó en el único equipo sevillano que no es de Sevilla: la Unión Deportiva Sevilla de Tánger, lo que lo convierte en un caso absolutamente único.

Juanito Domínguez nació en Sevilla el 16 de febrero de 1926, interior derecho rápido y de pundonor comienza su carrera en los Salesianos de Triana de dónde pasa al Sevilla FC Amateur llegando a jugar partidos de carácter amistoso con el primer equipo. No logra sin embargo asentarse en la primera plantilla y busca acomodo en el Don Benito primero y seguidamente en el Calavera CF, equipo desde el cual ficha por el Betis (por aquel entonces en tercera división) en la temporada 1949/50 donde coincide con la estrella verdiblanca del momento: su hermano Manuel Domínguez, por lo que pasó a ser conocido como Domínguez II. Debuta con el Betis a falta de dos partidos para finalizar la temporada en la derrota que el Almería profirió a los verdiblancos en lo que sería su único partido aquel año. No le fue mucho mejor la siguiente campaña ya que vuelve a repetir el mismo número de partidos, aunque logra anotar un gol. Su mejor temporada es la 1951/52 en la cual disputa 8 partidos antes de decir adiós al Betis con un pobre bagaje de 10 partidos y 1 gol en tres años. 

Fue entonces cuando decidió aceptar la oferta del La Unión Sevillana de Tánger en la mejor temporada de su historia, la 1952/53, año en el que debuta en tercera y en la que incluso logra el hito de derrotar al Betis.

Tras dejar el equipo norteafricano prestó sus servicios al Yeclano, Murcia, Burgos y nuevamente Don Benito, equipo en el que pone fin a su carrera al finalizar la 1958/59. Una vez colgada las botas se establece en Huelva, y se desarrolla profesionalmente en el Recreativo llegando a ser segundo entrenador del primer equipo. 

El 30 de septiembre de 1988 Domínguez II falleció dejando la anécdota de ser el único jugador de la historia que ha jugado en el Sevilla, el Betis, el Calavera y la UD Sevillana. Una combinación insuperable.

2 comentarios:

Roberto Mollet dijo...

¡Ya está aquí el tan ansiado 4º capítulo de @UPP_LaSerie! Risas, aventuras, personajes nuevos y temazos! Únete a nosotros!

https://www.youtube.com/watch?v=Zi4zOkujBwk

Rinat Rafaé dijo...

Solo por desvirgar Domínguez II cuando parecía que se quedaría pa vestir santos lo veo y lo recomiendo!! ;-) jejejej