lunes, 4 de marzo de 2013

LAUTARO GERMÁN ACOSTA


Lautaro “El Laucha” Acosta nace el 14 de Marzo de 1988 en Glew, localidad situada en el extremo sur del Partido Almirante Brown, al noreste de la provincia de Buenos Aires. Al nacer el médico le dio los típicos cates en el culete, lo que le provocó una lesión en los glúteos y tuvo que estar dos meses de baja.

Lautaro tuvo problemas con sus estudios. En su primer día de colegio se le cayó una caja de lápices Alpino en el pie, lo que le provocó una fractura en varias falanges, teniendo que guardar reposo absoluto durante cinco meses. El día de su retorno iba por la calle y un pájaro se le cagó en el hombro partiéndose la clavícula derecha con el impacto del excremento. Esto obligó a Lautaro a escribir con la mano izquierda, lo que fue importante ya que se hizo ambidextro y eso le daría polivalencia para jugar en ambas bandas en su futura carrera como futbolista.


¿Que no tiene nada que ver ser ambidextro con las manos con serlo con los pies? ¿Y tú  qué eres? ¿Neurólogo? 

Lautaro siguió con la vida normal de un chiquillo. El día de su Primera Comunión se hizo una contusión en la lengua al intentar despegar la hostia consagrada de su paladar. La primera vez que consiguió triunfar con una chica se partió la cadera. En las prácticas para sacarse el carnet de conducir se hizo un moretón en el pecho con el cinturón de seguridad. Un día salió a tomar el fresco a la terraza y un mosquito le entró en el ojo.

Tanto tiempo pasaba de convalecencia que veía un montón de partidos de fútbol (hubiera podido distraerse con los videojuegos, pero un día le dio al botón 2 del mando de la Master System II para que Alex Kidd saltara y se rompió el metacarpiano, así que los dejó). Acabó enamorándose del deporte rey y decidió que quería ser futbolista.

Y resultó que no se le daba mal. Se convirtió en un extremo bajito (1.64 m), ambidextro, rápido y habilidoso a la hora de regatear y esquivar las tarascadas de las defensas rivales mientras su madre gritaba desde la grada “Ay que me lo matan, ay que me lo matan” sabedora de que en vez de un hijo había parido un jarrón de cristal de Murano.

Lautaro entró en las categorías inferiores de Lanús destacando bastante, llegando al primer equipo con 18 años. En la escuadra mayor estuvo dos temporadas y consiguió el primer título de Liga de la historia del club, el Apertura 2007, siendo una de las máximas figuras del equipo al hartarse de darle asistencias de gol a “Pepe” Sand.

Su gran temporada le llevó a disputar los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 con la Selección Argentina de la categoría. Acabarían ganando el torneo con Acosta como revulsivo, llegando incluso a marcar un gol durante el campeonato. Con la albiceleste ya había ganado el Mundial Sub20 de Canadá en 2007.

Antes de los JJOO el Sevilla, a sabiendas de que era un crack en potencia por su juventud, y antes de que una posible actuación estelar en tierras chinas disparara su precio, se hizo con sus servicios por 7 millones de euros. Vino con su hermano Rodrigo, por lo tanto sólo costaron 3.5 millones cada uno. Una ganga.

Todo empezó en el Sevilla con lo que se suponía un esguince. El típico que con no demasiado tiempo de reposo te quedas como nuevo. Pero entre pitos y flautas el esguince dichoso no le dejó jugar mucho en su primera temporada (7 partidos de Liga, 4 como titular). La temporada siguiente parecía que podía ser la suya, pero en pretemporada se lesionó el tobillo y tardó en poder debutar. Y saliendo de una para meterse en otra estuvo tres temporadas en Nervión, jugando un total de 23 partidos de Liga, 7 como titular, y sin estrenarse como goleador, aunque sí consiguió mojar en la Copa del Rey, donde marcó en el último minuto del partido de ida de semifinales frente al Athletic de Bilbao dando un triunfo por 2-1 (luego no valdría para nada, nadie se comió al león). También marcó en la misma competición a la Real Unión de Irún. 

Total, que en Sevilla se le vio más lamentándose que celebrando goles, aunque dio alguna imagen digna de chopeo. El muchacho también se quejó de que sus lesiones no habían sido bien tratadas, así que entre una cosa y otra, para la temporada 2011-12 se le cedió al Racing de Santander.

En tierras cántabras empieza como una moto, convirtiéndose en uno de los mejores jugadores del Racing en el arranque del campeonato, pero no tardó mucho en sufrir una rotura radial del menisco externo de la rodilla derecha, lo cual le llevó a estar de baja durante 3 meses. Cuando volvió los de El Sardinero ya andaban cayendo en barrena y no pudo evitar el descenso. Jugó 21 partidos, 14 como titular, y metió 2 goles.

Lautaro, que ya hasta tenía pesadillas con tanta lesión (un día tenía el alta, debía entrenar al día siguiente, se cayó de la cama con las pesadillas y se partió un brazo) firmó por Boca Juniors en verano de 2012 y llegó a Argentina en invierno, no porque fuera nadando, sino porque está en el otro hemisferio. A las órdenes de Falcioni se ha reciclado llegando a jugar en varias posiciones, de delantero centro e incluso de lateral derecho con buen rendimiento, y eso que al poco de llegar se lesionó.

¿Qué es del “Laucha” en el momento de escribir estas líneas (22 de Febrero de 2013)? Pues he buscado en Google las últimas noticias con su nombre y me sale esto, donde se dice que se perderá el próximo partido por una molestia sufrida en el recto durante el entrenamiento. Más mala suerte para un jugador que, en mi opinión personal e intransferible, no es mal futbolista pero pasa menos tiempo jugando que sentado en casa lesionado y viendo su película favorita.

10 comentarios:

Dami Fernández dijo...

Sabía que "El Protegido" iba a ser la película favorita de Laucha antes de clicar. Qué intuición eh...

Rinat Rafaé dijo...

Hombre partimos de la base de que todos los jugadores de fútbol que llegan a profesional, por lo menos por lo menos "tienen cositas", es decir, malo malo malo lo que se dice malo pues a lo mejor si me pones a mi a jugar, pero a un profesional se le presupone un nivel y más si es de primera división. Con esto quiero decir que si hicieramos un baremo en el que todos partieran de 0 dentro del nivel mínimo exigible que se sobreentiende que debe tener un profesional pues Acosta en un baremo del 0 al 10, y tal y como yo por ejemplo lo he visto (que han sido varias veces) tendría un nivel de un 1. ¿Es malo por tanto? pues comparado conmigo es un makina, comparado con Babá pues es de la misma quinta, pero comparado con uno que se le presupone que cuesta 7 millones de euros (bueno, perdón, 3,5 mill €, el resto se pagó por su hermano el gran Rodrigo Acosta) el Laucha es UN PEDAZO DE MOJON.

Por cierto, que no encontramos fotos en condiciones y no la pudimos poner, pero imprescindible, por lo menos el mentarlo aquí en comentarios, hacer alusión al look de perdonavidas conocido como "OLA K ASE SOY MALOTE O KE ASE" también llamado SOY FAN DE GEORGE MICHAEL Y LO BAILO EN LA CONCINA DE MI CASA VESTIDO SOLO CON EL DELANTAL que Lautaro adoptó en su etapa en el Rácig de Santander y que tuvo a bien lucir en sus últimos entrenamientos como sevillista en pretemporada.

Rafa dijo...

En el partido contra el Irún recuerdo a todos los jugadores pasándole el balón para que marcara un gol hasta que al final lo marcó (el 5º o 6 º del equipo) y al pavo celebrándolo con la misma rabia que el que le marcó al Athletic

ALVARO dijo...

Este elemento no sigue perteneciendo al Sevilla?

Rinat Rafaé dijo...

Que va, Álvaro, rescindió contrato y se fue a Boca gratis

Por cierto, que se nos ha olvidado comentar otro fantástico título del Laucha: La medalla de oro en tiro de cuerda que con tanto esfuerzo ganó junto a Chevanton y Mosquera

AracnidusRojiblancus dijo...

La lengua. La lengua de Lautaro es, debido a la contusión de la primera comunión, un implante de una lengua de camaleón. Y es por eso que cuando lo hemos visto sacar la lengua en los partidos, en un gesto de rabia habitual, daba susto. Yo me quedo con ese recuerdo, la enorme lengua de camaleón que tiene. Eso sí, caza moscas como nadie.

Anónimo dijo...

Eleuterio Acosta, como le dijo Chaparro

Rinat Rafaé dijo...

Los hermanos Acosta, dos triunfadores que ocupan prosición entre lo más visto de la semana ¡¡HURRA Y BRAVO!!

Alvaro Ruiz dijo...

El comentario 2 es absolutamente magistral, de lo mejor que se ha publicado en el Blog, quedará registrado en los anales (sin doble sentido).

Y hablando de jugadores que son UN PEDAZO DE MOJÓN, desde ya aprovecho para solicitar una entrada dedicada a Miroslav Stevanovic, un jugador que va a hacer bueno al Laucha Acosta.

Rinat Rafaé dijo...

Gracias Álvaro, puede usted pasar por donde siempre a recoger lo convenido.

Esteban se está esforzando por aparecer en este blog. como portavoz oficial del colussokukletismo le agradecemos, como no podía ser de otra manera, su esfuerzo.