miércoles, 20 de mayo de 2015

GREGORIO CONEJO. EL HOMBRE “FOTO” DEL BETIS



En estos más de cuatro años que llevamos en activo y en las casi 700 entradas que tenemos publicadas comprenderán que nos ha dado tiempo a hablar de casi todo tipo de personajes. Han sido protagonistas jugadores,  entrenadores, presidentes, algunos que nunca llegaron a venir, músicos, personajes de la farándula patria y hasta un cura pero ¿sabéis de lo que nunca habíamos hablado? De un relaciones públicas, así que hoy lo vamos a hacer y no por capricho, sino porque nuestro “ilustre personaje” ha dado tantas y tantas anécdotas al anecdotario futbolero local que se iba mereciendo algo de justicia con un homenaje por nuestra parte. Les hablamos de Gregorio Conejo, el que fue durante tantos años el Relaciones Públicas del Real Betis Balompié

Gregorio Conejo Toro nació en Málaga pero tras fallecer su madre se vino para Sevilla con unos tíos y aquí que se quedó. Durante unos años en cualquier sarao o evento que se preciara allí estaba él y si había un fotógrafo disparando su cámara que tuviera por seguro que la jeta de Gregorio saldría al revelarla. Puede sonar exagerado pero fíjense ustedes que el propio Rafael Gordillo llegó a declarar que la casa Kodak fabricaba los rollos de los carretes con la cara de Gregorio Conejo incorporada, su amigo Paco Gandía le solía soltar a quien se colaba en una foto eso de “niñooo que te gusta más una foto que a Gregorio Conejo” y el mismísimo Arzobispo de Sevilla, el Cardenal Carlos Amigo, cuentan que le dijo una vez a una monja que Dios estaba en todas partes… pero que Gregorio Conejo ya había estado allí antes y se había hecho una foto. Ni el mismísimo Zoido con el inconmensurable ritmo que lleva de fotografías y selfies en todos estos años le haría sombra hoy en día (y eso que antes no había cámaras digitales, ni móviles, ni nada por el estilo). Cuenta que su secreto para poder ir a tantos actos era ser soltero, que le dejaba tiempo para todo y toda la que se acercaba a él acababa dejándole mayormente porque le dedicaba más tiempo al Betis que a ellas.

Y es que el Betis ocupaba mucho de su tiempo. Directivo, además de relaciones públicas (aunque Antonio Burgos afirmara que era el Betis el que era Relaciones Públicas de Gregorio Conejo y no al contrario), cuenta que le hizo bético Don Benito Villamarín Prieto, al que esperaba en la puerta del estadio todos los domingos para que lo colara y él continúo el legado haciendo béticos a otros ilustres: Julio Iglesias, Carlos Cano, Alejandro Sanz, la Condesa de Barcelona y madre del Rey e incluso lo intentó con Elton John. ¡Hasta a Paquirrín lo hizo socio del Betis antes incluso de nacer! (aunque luego le haya salido rana). 

Dedicado al negocio de las hormigoneras, una vez le vendió una a uno de Zaragoza para que hiciera 200 litros de sangría en la Feria y el maño le correspondió metiéndole en un negocio de maquinaria agrícola en Cuba, coyuntura que aprovechó para enviarle a Fidel Castro dos platos con el escudo del Betis (Fidel colecciona platos). El comandante le agradeció el gesto enviándole una carta de y una foto posando con los platos.

Otra de sus pasiones es la Semana Santa, ya os contamos en su día como metió a Balán Gonzales, y lo intentó por activa y por pasiva con Finidi, en la hermandad de Los Negritos, de la que por cierto también hizo hermano a Butragueño. También es muy devoto de la Virgen del Rocío, de hecho una medalla de la Blanca Paloma fue el primer regalo que recibió Diego Armando Maradona a su llegada a Sevilla. Os podéis imaginar cortesía de quien fue.

Entre sus jugadores favoritos estaban del Sol, Bizcocho, Alabanda, Cardeñosa pero sobre todo Gordillo y de los extranjeros tenía un feeling especial con Atila Landinzsky y se sorprendió de la rápida adaptación a la ciudad del paraguayo Mendieta al ver que al segundo día de estar en la ciudad ya lo esperaban cuatro chavalas en la puerta esperándolo (pinchen en el artículo para saber a que se suponía que era debido porque no tiene desperdicio…)

Muy querido por los béticos (la Peña bética del barrio de Los Arcos le puso su nombre) sufría, se alegraba y lloraba como cualquier aficionado por su equipo pero en los últimos tiempos, con la llegada de la crisis se vio rodeado de problemas que le llevaron a caer enfermo y se apagaron los focos para él (que costumbre tan sevillana esa de castigar con el olvido en cuanto dejan de verte en los toros, fútbol, cofradías, cócteles, etc) y actualmente se recupera en su pueblo, en el Valle de Abdalajís cuidado con mimo por las hermanas de los Desamparados. Esperamos verle pronto por su Benito Villamarín plenamente recuperado.

3 comentarios:

@stukanoute dijo...

Si rebuscais encontrareis un video de el persiguiendo por la Feria a Michael Daglas (hijo de Kirk Duglas) el actor corría más que Forrest Gump con botines nuevos

Rinat Rafaé dijo...

Jajajajaja no he ecnontrado el video pero sí una noticia que dice que consiguió que Michael firmara un ¡¡¡preacuerdo!!! para hacerse socio del Betis... vaya personaje

h dijo...

Hola sabe alguien dónde anda Gregorio Conejo