jueves, 11 de julio de 2013

VUKAN PEROVIC


Cómo ustedes podrán imaginar, con carácter previo a ponernos a escribir sobre un jugador, siempre solemos buscar información sobre él. Cuanto más desconocido es el jugador más difícil será encontrar algunos datos y en algunos casos el mero hecho de completar la trayectoria del futbolista en cuestión ya se convierte en toda una quimera. En algunas ocasiones montar un artículo conlleva un trabajo de búsqueda, lectura, relectura, montar una historia que más o menos resulte divertida, algún chascarrillo (en fin lo habitual que ustedes, nuestros lectores ya conocen) que quizás no se ajuste a la recompensa obtenida en cuanto a la repercusión del artículo, lo que sinceramente da cierto coraje, pa que negarlo.


Entendemos que a nuestros ilustres visitantes les guste leer y compartir con nosotros sobre los jugadores que conocen, que hayan visto jugar y que hayan dicho con absoluta razón de ser “vaya puto bulto” por lo que resulta completamente lógico que aunque escribamos una chorrada sobre Dabo, ésta tenga más de 20 comentarios, pero también nos tomamos el blog como una página en la que en un futuro sirva para tener un lugar en el que algún aficionado pueda encontrar a esos ilustres desconocidos que un día pasaron por nuestros clubs y que hoy solo quedan en la memoria de unos pocos privilegiados capaces de retener cualquier dato relacionado con el fútbol en su cabeza pero incapaces de recordar su código pin de la tarjeta de crédito si no la utiliza en una semana. Por poner un ejemplo, si uno busca Odonkor en google le salen miles de páginas donde puede encontrar información sobre la gacela de Bünde, pero si algún aficionado escucha hablar sobre un brasileño que estuvo a prueba con el Betis y quiere saber algo sobre él la cosa evidentemente cambia. Por eso, personalmente no me puedo sentir más que profundamente decepcionado cuando veo la nula repercusión que tienen ciertos artículos como por ejemplo el que dedicamos en su día a Lazarevic. Vale, somos conscientes que no todo el mundo puede ser tan freaks como nosotros, pero de verdad deben saber que obtener una mínima muestra de cariño en forma de comentario, de recomendación o incluso de retuit por cualquiera de las vías que ofrecemos a nuestros lectores a nuestro humilde trabajo es para nosotros todo un orgullo y a la fine todo lo que personalmente nos da este blog. No queremos más, pero tampoco menos.


¿Y pa que me cuentas todo esto calamá? Pues esto viene porque el jugador que os presentamos hoy está en una situación casi calcada a la de Lazarevic y me huelo de antemano que si realizara una minuciosa faena sobre otro yugoslavo que estuvo a prueba en el Betis hace más de 30 años puedo sentir que: a) he perdido el tiempo; b) he malgastado una idea que hubiera tenido más salida con otro jugador y c) acaba uno con ganas de mandar al carajo el blog, que es voluntario, pero que con el tiempo se adquiere un vínculo o compromiso para con nuestros intrépidos lectores que sinceramente es difícil romper. De esta manera, y esperando a que no se enfaden nuestros amigos y seguidores por compartir públicamente con ellos estas sentimentales reflexiones, he de advertirles que atendiendo a anteriores experiencias, a las circunstancias actuales y dado a que a nosotros realmente nos gusta conocer e investigar sobre este tipo de jugadores, finalmente nos decidimos a sacarlo con todas sus consecuencias, aunque nos quede la sensación de que posiblemente en otro contexto este artículo hubiera sido muy diferente y quizás mejor.


Y tras estos profundos pensamientos a corazón (colussokukletero) abierto es hora de hablar de Vukan Perovic. Perovic es básicamente un jugador al que  el Betis se la metió por el culo al más puro estilo Lopera (Te contrato para el Betis pero firmas con Tegasa, te pago con Otaysa y si quiero te mando cedido al Albacete) pero con doce años de antelación al 92 ¿Por qué dónde estabas tú en el 92? ¿En la Expo? ¿En las Olimpiadas? ¿Eh? ¿Dónde estabas tú en el 92? 


Solo así se explica que una criaturilla que llega al Betis después de jugar en el Partizan de Belgrado, en el Adanaspor turco, en el  Rapid de Viena e incluso tuviera una aventura en la extravagante liga estadounidense (en la que se enfrenta a jugadores de la talla de Pelé o Beckenbauer) defendiendo los colores de la franquicia de los Tulsa Roughnecks acepte estar dos meses a prueba (si oyen bien ¡¡dos meses a prueba!!) para al final absolutamente nada. ¿Y cómo pudo darse esta circunstancia? Pues básicamente porque el Betis utilizó al chico para presionar al Salamanca y así abaratar el fichaje del “Lobo” Diarte.


El tema es que el Betis ya tenía cubierta una plaza de extranjero con Peruena y el Lobo era el elegido para cubrir la otra, pero las negociaciones se estaban eternizando y como plan B aterrizó en Sevilla un 11 de junio de 1980 un tal Vukan Perovic procedente del Rapid de Viena. Como se suele decir fue llegar y besar el santo, porque nada más tomar tierra a eso de las seis de la tarde en el antiguo aeropuerto de San Pablo lo recogieron y sin tiempo para nada más lo llevaron a Los Palacios donde el Betis disputaba un amistoso, lo vistieron y lo pusieron sobre el césped donde el balcánico se convirtió en protagonista no solo por su inesperada presencia, sino también por anotar dos goles, el primero de un tiro que al parecer dejó al respetable con la boca abierta. Algunos aficionados béticos le recordaron ya que jugando con el Partizan le metió dos goles al Betis en un Colombino, pero por lo general Perovic era un completo desconocido para el seguidor verdiblanco. 


Directiva y jugadores se fueron de vacaciones y el jugador oriundo de Niksic, quedó a la espera de su futuro mientras veía con cierto nervio como si se firmaban oficialmente a otros jugadores como Ramón o Segundo y como se rumoreaba sobre otras incorporaciones, además del ya mencionado Diarte, como Kustodic, así que el Betis lo tranquilizó firmando un precontrato y lo dejó emplazado a volver cuando comenzara la pretemporada. Algo ya empezó a olerle mal al ariete balcánico, pero sus ganas de jugar en el Betis eran grandes y estaba dispuesto a esperar.


Llegada la fecha prevista Perovic se reincorpora y los aficionados pronto pudieron comprobar tanto sus virtudes como goleador (esta vez en el Trofeo Vilobi  contra el Gerona) como sus defectos como ariete, quizás excesivamente lento, en otro amistoso contra Los Palacios (en el que por cierto pudieron ver también de refilón a un buen amigo de este blog como Richard). Finalmente a mediados de agosto el Betis logra por fin hacerse con los servicios del Lobo Diarte lo que automáticamente suponía el descarte de Perovic a pesar de las buenas sensaciones, lo que se excuso en que se temía su carácter conflictivo y a su vida nocturna, así que después de dos meses se vio “compuesto y sin novia” ofreciéndose a distintos equipos españoles, maniobra que no cuajaría hasta diciembre, fecha en la que encontró acomodo en el Elche (Elche, montenegrino, equipo sevillano ¿no les resulta familiar?) donde firma unas buenas cifras marcando ocho goles en doce partidos. Tras la experiencia en el equipo alicantino Perovic retornó a su club de origen, el Rapid de Viena, que aún conservaba  sus derechos federativos para dar sus últimos coletazos como jugador.

8 comentarios:

Alfonsobis dijo...

Decid que sí! Es verdad que nos gusta que se hagan posts de bultos que béticos y sevillistas hemos visto jugar y padecido para que rule el cachondeo, pero aquí también hemos descubierto jugadores e historias muy curiosas e interesantes que a mi al menos me han servido para comentarlas en alguna conversación futbolera cervezas en mano, me preguntan de que sabes tu todo eso? Y digo de una página que me meto con frecuencia tal y tal, y la recomiendo a la gente... así que nada, seguid así!

Rinat Rafaé dijo...

Gracias Alfonsobis! Parece que se avecinan tiempos "complicados" para el colussokukletismo! jejejeje

Rafa dijo...

Pues si, tenéis razón pero tenéis que comprender que la gente muchas veces no está tan interesada en este tipo de jugadores, aunque a mi personalmente me encantan. ¡No os desaniméis por eso! Saludos

gala dijo...

Pues si, algunas veces, hablo solo x mi, q qede claro, me pego dos horas leyendo el blog y partiendome de risa, sobretodo con los articulos de Rinat, y no soy pa escribir un misero comentario de dos lineas dando mi enhorabuena, eso si ,si un gallego independentista es el q escribe un comentario picando un poqito, yo entro al trapo y le mando tres mensajes de veinte lineas . Pido perdon y a partir de ahora este humilde lector y seguidor acerrimo de vuestro blog os demostrara todo el cariño q mereceis x hacerme los dias menos aburridos en el trabajo y como he notado en vuestro articulo q solo os a faltado poner, me estais exigiendo q me estais cansando.... Pues me habeis acojonado .
Hablando ya un poco del tal Perovic este, q perdida de tiempo este articulo no??? Jaja es bromaaaaaa

Rinat Rafaé dijo...

Jajaja pues gala visto el nº de visitas del artículo la predicción contenida no iba muy mal encaminada... si es que ya conocemos a nuestra "clientela"!!

Y ojo, que nosotros no queremos mensajes de agradecimiento en absoluto, si nos gustaría que si alguien conoce algún dato del jugador o le ha llamado la atención alguno se comentara, pero ya no depende de nosotros, claro...

Anónimo dijo...

A mi me encantan estos post de jugadores de los años 70 y 80 que era cuando me gustaba el fútbol de verdad. De éste creo que incluso tengo un vago recuerdo.

Fesaro dijo...

Pues menos mal que al final se firmo al Lobo

Santi prado ceglan dijo...

muy buen trabajo señores, seguid asi!!