martes, 28 de mayo de 2013

GIBRALTAR Y EL FOOT BALL SEVILLANO



Como supongo que ya sabrán, la UEFA ha admitido a Gibraltar como miembro de pleno derecho de su organismo, para cumplir de esta manera la sentencia del TAS que le obligaba a ello y a pesar de la fuerte oposición española que amenazó incluso con retirar de las competiciones al Madrid y al Barcelona en caso de que se aprobara su ingreso (de los demás equipos españoles, como les importan una mierda, no dicen nada, pero si se diese el caso -que espero que sí- me veo que al final el Betis acaba en Champions siendo séptimo y el Sevilla en la Europa League incluso siendo undécimo…) y la verdad no puedo llegar a comprender el por qué de esta fuerte oposición, porque si hay algún país que deba reclamar el veto a esta selección este es el Reino Unido y no solo no lo ha hecho sino que además lo ha apoyado.


Vale que a muchos se les llenará el pecho de orgullo patrio cada vez que gritan a viva voz eso de ¡GI-BRAL-TAR-ES-PA-ÑOL HOSSSSTIAS! Pero desengañémonos, los llanitos ni se consideran ni quieren ser españoles (¿o acaso los ceutíes y melillenses se consideran marroquíes?) y más que nada porque los oriundos de la montaña de Tariq ibn Ziyad no tienen un pelo de tontos, y ahora imagínense  que a usted, estimado lector, le dan a elegir entre pertenecer a un país inventor del fútbol, de la música moderna o de la revolución industrial, tener un régimen fiscal absolutamente favorable que permite la entrada a cascoporro de divisas en la zona para beneficio de sus habitantes o pertenecer a un país en la ruina, capaz de mandar al mismísimo carajo al mejor físico joven de Europa sin ningún tipo de reparo y además estando localizado en una de las zonas posiblemente más deprimidas de Europa cuya mejor solución para combatir su grado de tiesismo es poner un peaje en la entrada de The Rock ¿ustedes que elegirían? Pues ya está. Gibraltar juega sus cartas y coge lo mejor de aquí y lo mejor de allá, con eso y con tener a Marbella, Fuengirola o Torremolinos a poco menos de una hora (el sueño de cualquier inglés) les basta y además ¿Quién le da a España autoridad moral para reclamar un peñón mientras montamos un conflicto casi pre bélico de la hostia y mandamos a los legionarios porque a tres moros del campo que llevan a sus cabras a pastorear les da por poner una bandera de marruecos a una mierda de islote inservible?


La UEFA, confirmando lo que ya sabíamos (que manipula los sorteos), ya ha dicho que no se enfrentaran nunca un equipo español con uno de Gibraltar, pero sinceramente esto me parece una soberana tontería, más cuando para mayor orgullo patriota un partido entre un equipo español que dispute competición Europea y uno de Gibraltar solo puede saldarse con goleada y lo mismo en el caso de selecciones. Además que ya han sido varios los enfrentamientos que ha habido entre equipos españoles y gibraltareños, sobre todo a principio de siglo y de esos enfrentamientos no han sido ajenos los equipos sevillanos.


Tenemos que ponernos en situación, a principios del siglo XX era muy complicado encontrar equipos contra los que disputar un partido de foot ball, tan solo los lugares que tenían una fuerte colonia inglesa habían desarrollado algún equipo y en el sur esto se traducía básicamente a Huelva con la explotación minera de Rio Tinto y su Huelva Recreation Club y por supuesto a Gibraltar, cuya Gibraltar Civilian Football Association data de 1895. No puede resultar extraño por tanto que en 1908 un embrionario Sevilla FC le proponga al club onubense y a alguno Gibraltareño la disputa de un match del incipiente deporte, sin que tengamos constancia del resultado de aquellos partidos. Curiosamente un año antes pudo darse lo que hubiera sido el primer partido de la selección española de la historia que hubiera sido ¡contra Gibraltar y su potente team! Finalmente no se celebró y la selección no debutaría hasta 13 años después.


Ya le hablamos en su día como el 29 de octubre de 1911 se produjo el primer contacto del por aquel entonces Sevilla Balompié con un equipo de la roca, que dio origen a los que consideramos primeros amigos de Kukleta. Fue contra los integrantes del Vapor Obsidian y el Balompié vapuleó por 11-0 a los marineros. Un par de años más tarde, el día de navidad de 1913 el Sevilla Balompié tuvo un nuevo enfrentamiento sevillano-llanito, esta vez contra el Gibraltar Army Ordonance Corps que resultó vencedor de dicho desafío por 0-4. El otro equipo del cual posteriormente nacería el actual Betis, el Betis CF, también disputó un partido contra el Gibraltar Fooball Club en 1914, curiosamente en aquel partido el equipo sevillano vistió una camiseta de rayas negras y amarillas, calzón blanco y medias negras, atuendo que se volvería a repetir el 3 de enero de 1915 cuando ya conformado con su actual denominación, el Real Betis Balompié se enfrentó en lo que era su segundo partido de su historia al Britannia Foot-ball Club, campeón por aquel entonces de la liga de Gibraltar, en el Hipódromo de Tablada. Para este partido el Sevilla FC cedió a la nueva sociedad a dos de sus futbolistas como eran Spencer (el primer internacional de la historia del Sevilla FC) al que pueden ver en esta foto de aquel día el quinto por la izquierda y al delantero Manolo Pérez. Esta práctica de intercambio de jugadores era bastante habitual en la época ya que había muy pocos partidos que disputar. El partido tuvo que suspenderse cuando los gibraltareños ganaban por 0-4 a causa del mal tiempo, por lo que se decidió que se jugaría de nuevo al día siguiente pero esta vez en el Prado de San Sebastián y que volvió a decantarse a favor de los británicos por 2-6 marcando Carmelo Navarro (suponemos que nada que ver con este otro Carmelo Navarro) los dos goles béticos. Este fue el equipo que sacó el Betis aquel día. 


Para el siguiente enfrentamiento entre un equipo hispalense y uno gibraltareño tenemos que avanzar hasta 1919, en este caso se enfrentaron el Sevilla FC y el Deakyard United a doble partido. Ambos fueron ganados por el Sevilla por 3-0 en el primero y 1-0 en el segundo. En este caso fue el Betis quién le prestó a Alcocer, Artola y Balbino al Sevilla FC (también jugó de prestao Avilés, el portero del Español de Sevilla) que formó entre otros con Kinké, Brand o Spencer.


Curiosa fue la anécdota que se dio en 1922. Desembarcó en el estadio de La Victoria para jugar contra el Sevilla FC el Wanderers equipo que se identificaba como de Gibraltar, pero al comenzar la partida el equipo británico fue un autentico ciclón que realizaba un fútbol espectacular para ser un equipo del peñón lo que sorprendió a los aficionados sevillanos y a todo el mundo en el club. El partido finalizó con empate a un gol y al poco tiempo se descubrió  la trampa. El equipo no era de Gibraltar, si no que era inglés y había estado jugando unos partidos en Gibraltar en los días que se conmemoraba la conquista inglesa del Peñón. Pensando que eso podía sentar mal en España se inventaron su origen gibraltareño, de hecho el Wanderers era un equipo laureado que había sido ganador de la primera Copa inglesa allá por 1872 repitiendo conquista hasta en cinco ocasiones más. Hubo un segundo partido contra este equipo para desempatar, ganando el Sevilla por 4-0 con dos goles de Pepe Brand, lo que llevó a los ingleses a hacerle una propuesta para ir a jugar a las Islas que finalmente fue rechazada.


Pero quizás el momento cumbre de la relación futbolística sevillano-gibraltareña llegó el 15 de abril de 1923. En esta fecha la Selección Nacional de Gibraltar disputó su primer partido y el rival fue nada más y nada menos que el Sevilla FC que venció a la recién conformada selección por 2 a 0. Hubo partido de revancha tres días después y en él el Sevilla se cebó con los ingleses ganando por 5 a 0.  Ambos partidos se disputaron en Sevilla.


A partir de 1923 no he encontrado más referencias a partidos entre un equipo sevillano y otro gibraltareño, aunque estoy seguro que los habrá habido aunque sea en categoría juvenil, lo que sí parece es que tras los dos partidos inaugurales de su selección, Gibraltar no vuelve a conformarse como “selección nacional” hasta 1993, aunque si encontramos alguna pachanga jugada por algún equipo con lo mejor del peñón, destacando el partido en el que un combinado de Gibraltar logró empatarle al Real Madrid en su casa en 1949, pero aparte de esto, la vida de la selección gibraltareña se ha reducido básicamente a disputar los llamados Juegos de las Islas y algún que otro amistoso contra selecciones menores tipo Mónaco. Lo que si se ha mantenido siempre es su Liga propia conformada por seis equipos de primera y diez en segunda, disputándose todos los partidos a pies de pista de aeropuerto en el curioso Victoria Stadium. 

Así que ya ven, si los de la Roca pueden participar y ganar en el certamen de Miss Mundo ¿qué más nos dará a nosotros que tengan un equipo de fútbol? ¿O es que acaso España tiene algo que temer de un equipo cuyo capitán se llama Roy Chipolina y su mejor jugador ha tocado techo jugando en el Portmouth en el equivalente a la 2ªB inglesa? Además que ya hemos visto que sin Andorra ni Portugal no somos nadie en Eurovisión, así que ¡qué coño! Ya puestos apoyemos también la entrada de los llanitos en el denostado concurso musical, seguro que nos votan y así disfrutaríamos año si y año también del grupo más grande (Albert Hammond mediante) de la historia de Gibraltar: los Melon Diesel.

8 comentarios:

RAF16 dijo...

Albert Hammond (padre de Albert Hammond Jr. de los Strokes) es de Gibraltar? Me quedo picueto.

Copón, que con eso y el padre de Casablancas que también es español podemos presentarlos a Eurovisión (que para eso han quedao con el Angles y el Comedown Machine)

Rinat Rafaé dijo...

Pues si, amigo RAF16, es de Gibraltar, no de nacimiento porque a causa de la Guerra Mundial trasladaron a su familia a Londres, pero allí creció. Por eso hay tantos éxitos españoles que llevan su firma.

Copio de la wikipedia:

Hammond nació en Londres, Inglaterra, donde su familia había sido trasladada desde Gibraltar durante la Segunda Guerra Mundial. Su familia regresó a Gibraltar al poco tiempo de su nacimiento, lugar donde él creció. En 1960 se inició en el campo de la música con la banda gibraltareña "The Diamond Boys", que no tuvo un éxito comercial real pero que jugó un papel importante en su introducción a la música popular española. Los Diamond Boys realizaron algunas presentaciones en los primeros clubes nocturnos en Madrid, donde convivieron bandas modernas junto a pioneros del rock and roll español

Rinat Rafaé dijo...

Si alguno tiene interés en indagar un poco más en la historia del fútbol gibraltareño recomiendo visitar esta página y también esta otra (en inglés ambas)

doRCCV dijo...

Pues ni más ni menos, sería de tontos que los gibraltarenhos quisieran tener algo que ver con ese país de pandereta que es Espanha. Y aquí mientras tanto los patrios-machos queriendo imponer como de costumbre, es lo único que sabe hacer Espanha....¡¡¡GIBRALTAR ESPANHOL!!!

Los siguientes seremos nosotros.

Dami Fernández dijo...

Un trabajo cojonudo de investigación. Cuando fui a The Rock estuve tentado de comprarme la camiseta de su selección, pero es que era fea de cojones. Ahora lo mismo ha subido unas cuantas libras...

Jose MME dijo...

Vistas las circunstancias del Peñón, que da trabajo a mucha gente del Campo de Gibraltar y tiene una economía poderosa, lo que tendría que hacer España es dejarse de tonterías y mantener una buena y colaboradora relación con ellos.

Por otro lado la Selección de Gibraltar le abre el camino a otras que quieren derribar barreras como la de Kosovo, Groenlandia o Triana.

Amate Preacher dijo...

Extraordinario reportaje. Tengan cuidado, que La Línea está tras Babá, y de ahí al peñón...

Señor dijo...

¿Y los monos de Gibraltar? ¿Es que nadie piensa en los monos de Gibraltar? (o como dirían ellos The Gibraltar's Monkeys)