lunes, 7 de marzo de 2011

ANDRES “BALAN” GONZALEZ



¿Pero quién es este simpático peruano de ojos saltones y ancha nariz? ¿De verdad que jugó en el Betis? Se preguntaran los aficionados más jóvenes. Pues como podemos ver en la foto, la camiseta se la puso, aunque fuera en la presentación del jugador ante la afición… y poco más.

“Balán” González, nacido en Callao (Perú) un 8 de abril de 1968 (Aries, para más señas), llegó al Betis en el mercado invernal de la temporada 1993/94, temporada en la que se consiguió el ascenso a primera división, junto a otros compañeros que no tardarán en aparecer por estas páginas como Johnny Ekstrom, Juanito o el fallecido Yubero.

Atacante alto y corpulento (187 cm), llegó con la vitola de “gran” delantero, internacional en más de 25 ocasiones con Perú, había sido máximo realizador de la liga peruana en dos ocasiones y  según sus propias declaraciones  gustaba de “El juego pícaro, hacer paredes con sus compañeros y brindar espectáculo”.


Pero no tuvo muchas oportunidades de mostrar esas virtudes en el Villamarín, ya que la gran temporada del “Toro” Aquino  (que se proclamó pichichi de la categoría) le cerró la puerta de disputar más minutos en el equipo de Heliopolis, resumiéndose su contribución al ascenso se a dos partidos: Un  Betis 5, Marbella 2, donde jugó el partido completo, dio dos asistencias y colaboró en un tercer gol  y  45 minutos en la derrota en el Salto del Caballo contra el Toledo en el “partido de las camisetas”, donde sustituyó a Olías acabada la primera parte.

Al terminar la temporada y dado que ni mucho menos había exhibido nivel para la primera división española, Balán regresó a Perú y continuó su carrera en equipos como el Sport Boys, Alianza de Lima, Deportivo Pesquero, Sporting Cristal  o el  Alianza Atlético. Retirándose en el año 2002 en el Juan Aurich.

De destacar es su segunda aventura extranjera, probando suerte en la todopoderosísima liga China, donde mostró sus cualidades durante unos meses de 1997 en el Vanguard Huandao.

Actualmente puede decir que cumplió su sueño de joven e invirtió el dinero que le quedaba de lo ganado con el balompié en un Rancho en Dallas (Texas) donde reside con su mujer y sus hijos, a los que en las noches de frio invierno tejano  a la luz y al calor de la chimenea les cuenta que durante unos meses compartió vestuario con jugadores de la talla de Chirri, Kasumov, Comas o Kobelev.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El tercer jugador negro de la historia del Betis después de Peruena y Ralph Meade... todo un crá

Riki Candela dijo...

Balan González o la Perla Negra...buen partido contra el Marbella.
Riki Candela.

Anónimo dijo...

En peru si la rompió con la U el 91-92 no sabía que se fue a españa, le perdí el rastro.... que pena que no brilló por allá. Otra gran promesa perdida de nuestro futbol peruano..... y van