jueves, 27 de diciembre de 2012

GERMÁN VAYA BALLABRIGA “MANI”


El lunes pasado, después de un espectacular partido en las pistas  de futbito de Bami (que no lo importa a nadie, lo sé, pero ya que estoy lo comento) en el que marqué nueve goles (¡9 golazos!) y mientras rivales y compañeros me felicitaban por mi buen hacer,  uno de mi equipo me dijo “illo, ¿sabes que el nota al que le pagamos la pista fue el que descubrió a Iniesta?” yo lo miré con cierta condescendencia y le dije “Claro surmano, el Mani”,  él me miró asombrado y me replicó “¿qué disse? ¿Qué sabe tú de eso?, cuenta, cuenta” En ese momento mis pupilas se posaron fijamente en sus ojos y repliqué “¡¡reto aceptado!! Estate atento al blog esta semana”. Me di la vuelta, me fui y a lo lejos escuché “illo que carajo dices del blog, ¡ven pa’ca y me lo cuentas! Además ¿a dónde vas si te llevo yo en coche?”, lo que hizo desaparecer de inmediato el aura de misterio que me solo existía en mi mente y volver para que me llevaran a casa a ponerme de inmediato a tener un detalle con este hombre del fútbol de cantera sevillano.

Tras finalizar su carrera como jugador, se hizo cargo de las categorías inferiores del Betis a finales de los sesenta, creó la sección de alevines y entrenó a los infantiles y juveniles. Aquella fue una exitosa generación en la que estaban Conte, Monsalvete, Miguel Ángel o Algaba que fueron bautizados como los “Mani Boys” y que consiguieron hitos tan importantes como el campeonato infantil de la temporada 1983/84. Durante los muchos años que estuvo en la cantera bética tuvo a sus órdenes a jugadores como Cuellar, Roberto Ríos, Reyes o Parra entre muchos otros que formaron parte del primer equipo. Mani llegó a entrenar al filial Bético en 2ªB a principios de los 90, pero Hugo Galera decidió prescindir de sus servicios, lo que aprovechó para crear junto con Gordillo la escuela de fútbol del AD Heliópolis que en los últimos años han dado perlas como Pozuelo o Alex Martínez. Pero entre todos los jugadores que tuvo a sus órdenes en el Betis destaca curiosamente al utrerano Carreño (padre de los hermanos Cristobal, que estuvo en ambos filiales y de Enrique que llegó a jugar en el primer equipo del Sevilla) del que decía que no estaba interesado en el fútbol y por eso no llegó a donde le dio la gana. 

Sus conocimientos del fútbol base no pasaron desapercibidos para todo un FC Barcelona que lo incorpora a su organigrama de ojeadores en 1993, desde entonces decenas de jugadores han sido los que han pasado por el equipo catalán de la mano del sevillano, como por ejemplo un tal Iniesta, del que Mani escribió el primer informe, Diego Capel, Dani Güiza, Giovanni Do Santos y su hermano Jonathan, Nolito o Chico entre muchos otros, recibiendo un millón de pesetas por cada jugador que debutaba con el primer equipo y 400.000 si lo hacían con el filial. Otros jugadores con los que ha trabajado han sido Manu del Moral, Jurado o los hermanos Callejón.

En marzo de este año y tras casi 20 años trabajando para los azulgranas, el Barça decidió prescindir unilateralmente de Mani como ojeador tras una restructuración de departamento técnico y al no recibir finiquito nuestro protagonista reclamó al club estos conceptos. Cuando parecía que ambas partes tendrían que verse las caras en el Juzgado, han llegado a un acuerdo hace escasamente un mes por el que el Barça pagará 80.000 € a Mani, así que entre ese dinerito y los 30.000 € que Giovanni le mandó en noviembre del 2011 tras una mejora de contrato en señal de gratitud podéis pedirle sin vergüenza ninguna que os invite a una cervecita cuando lo veáis en las pistas de Bami, donde actualmente, a sus 75 años pasa la mayor parte de sus tardes, hablando de fútbol con todos los que habitualmente merodean por allí. 

Y no podíamos finalizar este recuerdo sin hacer mención a la anécdota que en marzo, Mani  contó en el programa El Desmarque de la difunta Giralda TV (gracias, alcalde) de como en la temporada 1977/78 Lopera, que ya andaba merodeando en el Betis, ideó raptar a la hija del presidente del Hércules cuando hacía la Primera Comunión para obligarles a ganar y que el Betis pudiera salvarse. Hecho verídico que diría Paco Gandía (Shore). También expresó su admiración por el sevillista Campaña, al que quiso llevarse al Barcelona, que no se preocupe, que si sigue los pasos de Rodri o Luis Alberto, pronto estará por allí.

5 comentarios:

Rafa dijo...

Coño!! Yo juego en Bami y no tenía ni idea de que el nota que anda alli pa cobrar y vender los Aquarius era todo un personaje!

Anónimo dijo...

Al otro Mani, el cantante de sevillanas del que enlazais Candela Candela, le cortaron la pierna hace poco. Gran bético el Mani y mejor persona

http://www.dalealplay.com/informaciondecontenido.php?con=448130

Señor dijo...

Cuando he leido "Mani" pensaba que era alguna frikada sobre el cantante de sevillanas. Me he quedao frio con el anterior comentario de que le han cortado la pierna.

Quino dijo...

Jajajajajaja al entrar he entendido German Vaya BallaBARRIGA y he visto al tio con la talega y me he empezao a descojonar solo con el título.

Muy interesante este artículo, desconocía por completo que el Betis había tenido a esta joya de ojeador en su cuerpo técnico trabajando con los chavales, como siempre no se le valora y lo echan. Una lástima ¿Os imagináis a Iniesta en el Betis?

Alejandro dijo...

Totalmente de acuerdo, los ojeadores desempeñan un papel clave en la estructura de los clubes de fútbol y no están lo suficientemente bien valorados. Un acierto el de este pedazo de blog pasarse por las pistas de Bami y recordar de primera mano la figura del Mani porque sin él quizás no seríamos campeones del mundo.