miércoles, 1 de febrero de 2012

RAFAEL GORDILLO: EL DÍA QUE SE VISTIÓ DE SEVILLISTA

A los aficionados del Betis les estarán sangrando los ojos ahora mismo ¿Pero qué cojones es esto? ¿El mejor jugador de la historia del Betis vistiendo la camiseta del Sevilla? ¿Esto qué coño es? ¿Una estrategia de marketing viral de la marca del anuncio en el que salía junto a Mayra Gómez Kemp? ¿Photoshop? ¿El fin del mundo que pronosticaban los Mayas?.

Pues no, amigos no, esta foto, como en la del caso de Reyes, tiene su historia. El 28 diciembre 1997 la Peña Sevillista “La Oliva” organizó un partido benéfico a favor de un chaval de su escuela de fútbol que había quedado tetrapléjico a causa de un accidente, en los que participaban además de Gordillo otros ex jugadores como Nimo o Dassaev, para apoyar esta causa y como si de una inocentada se tratase dado el día, el “Huracán del Polígono” tuvo que ponerse la camiseta del eterno rival para jugarlo, sin que por ello se le cayeran los anillos, demostrando qué su calidad humana está muy por encima de la que nos deleitó con su exquisita zurda.

Y es que por cosas como esta, su trayectoria y carisma Rafael Gordillo Vázquez se ha ganado el título de mito del beticismo, además del respeto de todo el país futbolístico, así que aprovecharemos estas líneas para repasar brevemente su trayectoria.

Nacido en Almendralejo el 24 de febrero de 1957 se forma en el equipo de su barrio, el CD San Pablo y de ahí pasa a las categorías inferiores del Betis debutando en primera división en un partido contra el Burgos, se cumplían justo hace un par de días 35 años y en poco más de una temporada ya se había hecho dueño y señor de la banda izquierda bética y debutaba con la selección española con la que juega nada más y nada menos que 75 partidos (entre ellos el mítico España contra Malta) todo un record en la época. En 1985 ficha por el Real Madrid, donde vive los mejores años de la “Quinta del Buitre” y en 1992 vuelve a “su” Betis para subirlo a primera y dejarlo tercer clasificado antes de dar sus últimos coletazos como profesional en el Écija, cuajando con 38 años una muy buena temporada que sirvió para mantener en segunda al equipo astigitano. En 1995 se le rindió merecido homenaje por parte de la afición bética en un partido contra el Real Madrid que fue todo un acontecimiento y en 1996 se retiró definitivamente de la práctica del balompié, tras una inmaculada trayectoria.

Una vez retirado de futbolista, emulando a Juanito y como si de un hombre del renacimiento se tratara ha tenido multitud de funciones, Secretario técnico, director deportivo (en su haber queda haber “traído” a Ivonaldo), comentarista/cocinero para la Sexta, alcalde de Marinaleda, accionista del Écija o Presidente del Betis, hasta llegar al cargo que desempeña hoy en día: Presidente de la Fundación del Real Betis Balompié. Solo le falta entrenar algún día a los verdiblancos para cerrar el círculo, aunque hoy por culpa de una simple foto puede lucir orgulloso otra nueva línea a su curriculum: formar parte de la familia de Amigos de Colusso vs Amigos de Kukleta. 

9 comentarios:

Joaquin dijo...

este irá en chaqueteros, no??? Gordillo quitatelaaa!!! q me la ensucias!!!

carrascus dijo...

Releyendo algunas entradas atrasadas he llegado a ésta, en la que puedo comentar algunas cosas de primera mano.

Gordillo, como decís, pasó por el equipo de su barrio, el CD San Pablo, pero antes que eso, donde realmente empezó a pegarle patadas al balón fue en otro equipo del barrio que no jugaba campeonatos federados, sino uno de esos que se hacían antiguamente en los campos que había por diversos barrios. El equipo en cuestión era el Hispania, en el que Gordillo empezó a jugar como lo que realmente era al principio, delantero centro. Y lo puedo asegurar fehacientemente porque yo era el que le ponía los balones desde la banda izquierda para que los metiese de cabeza en la red. Así pudimos ganar casi todos los campeonatos disputados, para gran disgusto de nuestro máximo rival, el San Vicente, compuesto en su mayoría por chavales de las casitas bajas del Polígono.

Éramos todos una pandilla de golfillos que hacíamos casi toda la vida en la calle, y Gordillo (en adelante Rafa) no era menos... una vez, en la obra de lo que es actualmente el Barrio E del Polígono de San Pablo, el puñetero se embadurnó los huevos con alquitrán porque quería tenerlos negros, como las personas mayores. Estuvo casi un mes rascándose...

Por el San Pablo, en realidad pasó poco. Yo pasé también a este equipo, pero un año después que él, en mi último año de juvenil y por entonces él ya había pasado al Betis Deportivo.

Curiosamente, aunque en el San Pablo no llegué a coincidir con él sí lo hice en el Betis, al que pasé en mi primer año de amateur, pero no llegué a terminar la temporada siquiera por dos razones: la primera porque precisamente Gordillo ya había pasado desde la delantera al lateral izquierdo, y de la forma en que el mamón se subía la banda no hacía falta ya extremo izquierdo (malditos carrileros hijoputas), por lo que yo no hacía más que chupar banquillo. Pedro Buenaventura me pasó entonces al medio campo porque decía que yo "la meneaba mu bien"... se refería a la pelota, claro; pero como me harté de aguantar el cachondeíto de los demás cabrones del equipo, incluído Rafa, unido a que empecé en la Universidad y además me eché novia (con la que ahora voy a hacer 30 años de casado) pues dejé el fútbol.

Durante algún tiempo seguí coincidiendo con Rafa... pero esta vez en el autobús; en el 19, que iba hasta Heliópolis, donde yo tenía la Escuela de Ingenieros y él tenía el campo de entrenamiento, porque ya había pasado al primer equipo del Betis. La verdad es que en el autobús se formaban grandes corrilos para oirle explicar las virtudes de Johan Cruyff, al que él consideraba el mejor jugador de la liga...

Bueno, que me enrollo y mi mujer me llama para comer... espero no haberles aburrido...

Rinat Rafaé dijo...

¿Aburrirnos? ¡En absoluto! Este tipo de historias son las que enriquecen este blog!!

Lo de los huevos negros de Gordillo es E-P-I-C-O!!

¿Así que jugó usted en el Betis? Tenga cuidado no vayamos a investigar su carrera y acabe en la sección "Shavalería"!! jejeje

Señor dijo...

Lo de Gordillo untandose alquitran en los cojones es de lo mejor que he oido en mucho mucho tiempo. He dicho

Dani dijo...

Ojito, que lo de Gordillo y el alquitrán, estoy viendo que acabará saliendo en Forocoches, y si no, al tiempo (menúos son en ese foro...).

carrascus dijo...

Hombre, Rinat, no creo merecer figurar en su "shavalería" porque solamente jugué en el Betis Deportivo y ni siquiera la temporada entera.

Cuando ví a Gordillo vestido del Sevilla creí recordar que posiblemente yo le habría visto ya antes así, pero no les dije nada porque no estaba seguro. Ahora he ratoneado un poco por los archivos y he podido poner la historia medio en pie.

Cuando a Gordillo todavía solíamos verlo por los bares del polígono, recuerdo que (sobre todo para verle a él) fui a ver un partido que se jugó en el Benito Villamarín entre los jugadores españoles del Sevilla y del Betis y los extranjeros de los dos equipos. Aquello fue en homenaje a un periodista clásico del deporte sevillano y fue en Octubre de 1974 (cuando no habrían nacido aún la mayoría de ustedes).

Pero he visto que Gordillo no llegó a vestir la camiseta del Sevilla en aquella ocasión porque por sorteo acordaron que los jugadores españoles llevarían la del Betis y los extranjeros la del Sevilla.

Así que si investigan ustedes por ahí podrán ver con la camiseta del Betis a Pablo Blanco, Gallego, Julián Rubio, Montero, a un Antonio Álvarez muy jovencito, que pasaba desde el Sevilla At. al primer equipo...

Una pena que con este orden de las camisetas, además de no ver a Gordillo de sevillista tampoco vimos de béticos a Scotta y Bertoni, lo que hubiese sido todo un puntazo.

Perdónemme los béticos que los nombres que cite sean de jugadores del Sevilla porque son los que recuerdo, ya que yo siempre he sido sevillista a pesar de haber llegado a jugar en el Betis Deportivo; eso solamente fue por cuestiones coyunturales, porque el equipo de mi barrio, el C.D. San Pablo, era filial del Betis.

Cuando se jugó este partido Gordillo todavía estaba en el Betis Deportivo, aunque ya comenzaban a ponerlo a veces en el primer equipo. Pero no subió del todo a él hasta el año siguiente, en el que comenzó jugando en el filial para terminar en primera división. Curiosamente, eso le privó de jugar la final aquella de la Copa del Rey que ganó el Betis, ya que al haber jugado eliminatorias previas con el Betis Deportivo no podía jugar después partidos de ese mismo torneo con el primer equipo.

Y para terminar esta historia de Agüelo Cebolleta, les diré que el partido lo ganaron los jugadores extranjeros por 2 a 0 y que recuerdo perfectamente a Gordillo sacando de debajo del larguero de su portería un balón, en una increíble chilena.

Saludos.

Rinat Rafaé dijo...

Pues ese partido que comentas lo tenía "fichado" para sacarlo algún día por aquí, fue en l978 en homenaje al periodista Vicente Bru y tengo una foto (pero no de tanta calidad como la de Gordillo) de la alineación de los españoles con Blanco, Montero, Gallego y Rubio vestidos del Betis, al parecer durante ese partido no pararon de hacerle fotos, sobre todo a Pablo Blanco.

En el bando de extranjero pues podíamos ver de sevillistas a Hugo Cabezas, Perurena, al "colorado" Killer o a Mühren, pero esto quizás sea más sangrante para un sevillista que apra un bético.

A ver si encontrara una de buena calidad de Pablo Blanco aquel día y hacemos algo parecido a lo de Gordillo con él...

guille dijo...

Q grande el blog!!!! vivo en Badajoz desde hace 29 años (tengo 34) soy sevillista y les cusnto a mis colegas las entradas del blog y se descojonan (se podrá decir a esta hora???) Grande Gordillo!!!!! y grande vosotros!!!!! Esta es la güasa del futbol sevillano y no lo que los medios nacionales quieren dar.

Anónimo dijo...

Mal muy mal un respeto al glorioso al mas grande